jump to navigation

LOS COLORES DE NUESTRAS REINAS marzo 20, 2009

Posted by Revista Vamos in Arte, Cultura, fiestas, Historia, Patrimonio.
trackback

‘Puntada tras puntada’ es el nombre de la exposición de trajes de reinas del carnaval cruceño. Le ofrecemos un paseo fotográfico por esta muestra que atrajo a cientos de miles de visitantes. Los colores más espectaculares de la fiesta grande de Santa Cruz de la Sierra

Texto: José Andrés Sánchez

Fotos: Andrés Unterladstaetter


De lejos, la exposición más deslumbrante que se ha visto en Santa Cruz de la Sierra. Los colores, los adornos, los diseños, en fin… los trajes de nuestras reinas del carnaval se lucen desde hace poco más de un mes en las salas de la Manzana Uno. Los ciudadanos, algunos curiosos paseantes y otros que llegan con la familia entera, se agolpan en los pasillos, toman fotografías, leen los carteles, observan las fotografías y algún que otro pícaro aprovecha cuando los gendarmes municipales no miran para posar su mano sobre alguno de los vestidos… sólo para saber ‘qué se siente’.


Esta vez, como en algunas anteriores ocasiones, La Manzana Uno ha convocado a la población entera y ésta no le ha decepcionado. Pero esta exposición es mucho más que un evento popular. De hecho, se puede considerar un verdadero rescate del patrimonio cultural e histórico de Santa Cruz. A explicar: el decorador Quito Velasco realizó una investigación exhaustiva con el objetivo de recolectar la mayor cantidad de trajes de reina diseñados y elaborados por Pimpi, Keny y Tery Gutiérrez. Estas tres modistas son las creadoras de más de la mitad de todos los trajes usados por las reinas del carnaval en sus coronaciones. En esta muestra se exhiben 16 de estos trajes majestuosos. Según explicó Ejti Stih, una de las gestoras de la exposición, se han visto obligados a traer trajes desde Trinidad y Guayaramerín. En fin, un rescate que significó mucho sudor y llamadas telefónicas.

‘Puntada tras puntada’ es el nombre de la muestra y es, sin duda, muy acertado. Observar estas obras de cerca deslumbra los ojos y asombran por su grado de detalle y dedicación. Sin lugar a dudas una exposición para no olvidar.

Tal como se anunció a mediados de febrero, es el primer eslabón del que será el gran museo del carnaval cruceño.

Los 70’s

La perfección de los cortes, la simpleza y el buen gusto de la época se reflejan en estas singulares obras. Mangas largas, tocados de las cabezas magnificentes y respaldares pequeños caracterizaban los trajes carnavaleros reales de los 70’.

Los 80’s

Kitty Landívar a finales de los 70 inició el cambio hacia el lujo y el glamour. Los respaldares empezaron a ser los protagonistas, donde el tamaño era relevante.

Con la ‘Paraba Real’ de Vivian Velasco a principios de los 80 la creatividad empezó a tomar un rumbo más decisivo, los diseños de los trajes tenían una inclinación clara hacia lo nuestro.

En los 80’s los pesados respaldares, que llegaban a pesar hasta 80 Kg. eran cargados sin ayuda por las reinas; no se podían hacer vestidos escotados para que no se vea el chaleco de fierro que abrazaba el tronco de la reina sobre el cual se montaba la pesada carga.

Los 90’s

A mediados de los 80’s Eliana Limpias con su traje denominado ‘Caciqueza Chiriguara’ impone un nuevo estilo en los trajes carnavaleros, se empiezan a utilizar ruedos, pequeños elementos que hacen que la reina se libere por lo menos de la mitad del peso del traje, de esta forma los respaldares empiezan a adquirir mayor tamaño. Natalia Cronembold y su traje denominado ‘Carrusel de la alegría’ es un claro ejemplo.

Del 2000 al 2009

Jenny Vaca Paz con su traje ‘En el umbral del ayer’ a finales de los 90 nos demuestra de manera contundente la evolución de la alta costura en el carnaval. Las Gutiérrez planearon todo un arte en esta creación, lograron proponer una resolución técnica para llevar respaldares inmensos y tocados ultralivianos que permitían a las reinas bailar sin muecas de dolor en el rostro.

Las hermanas Saucedo Ribero, Alejandra con su traje ‘Yo soy el Carnaval’ y Olivia con su traje ‘Tradiciones y leyendas de mi pueblo’, marcan el 2000 como una época memorable; ahora las reinas se divertían al lucir pesados ropajes y respaldares.

El 2009 Manzana 1 Espacio de Arte y Quito Velasco empezaron una cruzada para recuperar la mayoría de estos pequeños pedazos de historia que se encontraban regados por todo el país para exponerlos como lo que son: verdaderas ‘obras de arte’ que hablan de la historia de nuestra ciudad.

About these ads

Comentarios»

1. LUISANA - enero 27, 2012

LA GANADORA ES EL DE VENEZUELA MAS NINGUNA


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 61 seguidores

%d personas les gusta esto: