jump to navigation

JUEGOS DE DAMAS agosto 4, 2008

Posted by Revista Vamos in Cultura.
Tags:
trackback

Dos boliches en Santa Cruz se rinden ante los antojos femeninos, y en ese afán, una veintena de dotados muchachos se presentan cada noche para desnudar el arte del estriptís. VAMOS le acerca a este mundo de histeria femenina y sensualidad varonil

Texto: Paola Iporre

Fotografías: Andrés Unterladstaetter

Primero, murmullos, risitas tímidas y miradas que se cruzan entre sí revelando complicidad. Luego, luces en el escenario, música sugestiva y el cuerpo de un monumental varón que se desplaza de un lugar a otro desparramando sus ropas al son de provocativos movimientos. Enseguida, en el público, algunos ojos brillan despavoridos y otros fascinados, mientras aplausos y gritos explotan al unísono. El show de estriptis ha comenzado.

Despedidas de solteras, cumpleaños o divorcios son motivos perfectos para que un grupo de mujeres busquen que un estríper baile sensualmente frente a ellas, mientras maridos, cortejos o amigos son invadidos por la intriga de saber qué tan felices pueden ser sus mujeres en un lugar así.

¿Qué buscan ellas?, ¿qué ofrecen ellos? y ¿qué piensan los caballeros que no fueron invitados al show? Aquí algunas respuestas.

“Las mujeres quieren hacer estriptis” Rodrigo (35), estríper argentino

“¿Qué buscan las mujeres aquí? La mayoría quiere diversión, aislarse de lo cotidiano y olvidarse de los problemas. Muchas, además nos piden que les enseñemos a hacer estriptis, para luego bailarles a sus parejas. Eso no les interesa a los hombres… ellos quieren ser románticos con sus mujeres, mientras que ellas quieren crear morbo”, cuenta Rodrigo, que ya lleva 12 años quitándose la ropa sobre un escenario. Para él, bailar eróticamente no es complicado, “lo que resulta difícil es ‘encender’ a un grupo (de mujeres) que se encuentra apagado. Las mujeres son muy exigentes”, comenta.

“Lo más difícil es enfrentarse a las mujeres” Andrés (26), estríper paraguayo

“Lo más difícil de ser estríper es enfrentar al público. Hay dos extremos con los que se debe actuar: cuando la mujer a la que le bailas es muy tímida y se queda totalmente estática y cuando la chica, por el contrario, te salta encima y no te deja bailar, muchas veces tuve que alejarlas y decir ‘disculpá pero tengo que terminar el show’. Llegar a dominar el tubo también es algo difícil y hasta peligroso: uno termina todo golpeado después de los ensayos cuando recién se empieza, hay muchas caídas”, nos cuenta este paraguayo que se dedica al estriptis desde sus 17 años.

“Un estríper debe escuchar a una mujer” Fernando (24), estríper boliviano

Fernando estudia en una universidad privada y ya le tocó bailar frente a algunas de sus compañeras, una situación incómoda y al mismo tiempo anecdótica, según comenta.

Para él, tener algo de empatía con las mujeres luego de concluido el show siempre es necesario: “Algunas necesitan que se las escuche, porque los problemas delicados de casa no siempre se pueden contar a un conocido. Es una forma de desahogarse, y como aquí los hombres no estamos en la misma posición en la que estamos allá afuera (acá nos mostramos tal como somos, aparecemos sin ropa, no podemos hacernos los bellos), entonces para ellas es más fácil abrirse y decirnos lo que realmente piensan”.

EN EL ESCENARIO

No sólo los estrípers son protagonistas en el escenario, la audiencia femenina también pueden adueñarse del show. Allí, sólo las mujeres con agallas serán ‘seducidas’ por el baile del estríper.

“Traje a mi mamá al show”

Salvador (24), estríper boliviano

“A mi mamá le informaron mal sobre lo que yo hago y pensó que me estaba prostituyendo. Por eso la traje al show para que vea de qué se trata. Vino y le gustó”, cuenta Salvador, un joven cruceño de 24 años que, aunque su familia y amigos más cercanos saben a qué se dedica en su tiempo libre, mantiene su identidad real bajo reserva. Él ya egresó de la universidad y espera fecha para defender su tesis. Explica que el estriptis es sólo un periodo de su vida que no sabe hasta cuándo durará. “Si un estríper se cuida y es ágil, puede seguir hasta sus 30, 35 o hasta 40 años”.

Baile ¿de prestigio?

Según los estrípers extranjeros que trabajan en los locales cruceños, el estriptis es una actividad de prestigio en países como Argentina, Brasil o Paraguay, donde la competencia y los altos ingresos son una constante. Lo que no ocurre en Bolivia, donde el único lugar que presenta estos espectáculos es Santa Cruz. Su aceptación está en duda.

“En Paraguay un estríper gana muy bien, no necesita trabajar en nada más y es bien reconocido, como aquí los modelos”, comenta Andrés, un paraguayo que trabaja en Face’s desde que éste se abrió, hace nueve meses. En contraste, en Santa Cruz un estríper mantiene un perfil bajo ante la sociedad. “Aquí todavía hay mucho machismo, pero la mentalidad ya está cambiando”, concluye Rodrigo, uno de los cuatro argentinos que bailan en Madames.

UN TRABAJO MUY PARTICULAR

“El estriptis todavía es un tabú” Víctor Hugo Ledezma, administrador de Madames

“Muchos no saben lo que hace un estríper. En Santa Cruz todavía es tabú. Cuando se abrió Madames, la gente se resistía a venir porque lo relacionaban con un ‘night club’, donde se busca otra cosa. Pero hemos crecido y ahora vienen mujeres de todas las edades, estados civiles y clases sociales”, señala el administrador de Madames, el boliche que hace dos años dio a las mujeres de Santa Cruz otra opción en entretenimiento. “Las mujeres buscan pasar un buen rato con sus amigas y salir de la rutina. Juegan mucho, se empujan entre sí para que una de ellas salga a bailar con el estríper. Pero también hay las muy reservadas, por eso tenemos ambientes privados para que un grupo de hasta 10 mujeres disfrute del show sin exponerse”.

“No implica desnudo completo” Javier Martínez, propietario de Face’s

Javier Martínez (33) es paraguayo, bailarín hace 12 años y administrador de Face’s, uno de los boliches que apuesta por la diversión ‘sólo para mujeres’. Su propuesta es dar un espectáculo en el que la sensualidad se manifieste artísticamente. Él explica la particularidad de su trabajo: “Se debe entender que hay tres facetas en esto: el estriptis, que es una serie de insinuaciones eróticas a través de un baile en el que uno se quita la ropa sensualmente; el desnudo completo, que bien hecho es un arte; y la prostitución, que implica la venta del cuerpo. Nosotros hacemos lo primero únicamente”. Lo explica porque en Santa Cruz todavía se convive con los prejuicios que rodean a la actividad (relacionándola a la prostitución), a pesar de ser la ciudad mentalmente más abierta de Bolivia.

ELLAS

¿Qué buscas en un show de estriptis?

• Carolina (27): Pasarla bien con mis amigas.

• Kathia (28): Vine por curiosidad, porque me dijeron que es muy bueno.

• Silvia (21): Desestresarme, pasar un buen rato viendo hombres buenotes. Además, aquí sos la reina, podés hacer lo que te dé la gana porque somos sólo mujeres, y eso no cohíbe.

• Alcira (30): Una sana diversión. Porque una se desestresa viendo bailar a estos chicos de esbeltos físicos. Es una fiesta para los ojos.

• Lucía (25): Adrenalina, porque estoy en un lugar prohibido. Aunque ¡no estoy haciendo nada!

¿Es lo mismo que te baile un estríper a que te baile tu pareja?

• Carolina: No!

• Kathia: Noooo… para nada.

• Silvia: No, no, ¡no!

• Alcira: No, definitivamente no.

• Lucía: Ni idea!

¿Por qué?

• Carolina: Con tu pareja hay final feliz, con el estríper no.

• Kathia: Con la pareja una tiene protagonismo. Con el estríper no hacemos nada, él se encarga de todo.

• Silvia: Uno, no tiene ese físico; dos, no tiene ritmo, mucho menos sensualidad; tres, me diría: eso es para maricas; y cuatro, él va directo al grano.

• Lucía: Mi marido nunca me bailaría, él es muy machista.

ELLOS

¿Qué pensás de los hombres

que hacen estriptis?

• Fernando (29): Es un trabajo, pero personalmente me parece muy ‘homo’

• Óscar (25): Pienso que lo hacen por joda o por dinero, o por las dos cosas.

• Leo (27): Los veo como personas superficiales… abocados altamente a su físico, con un ego bastante sólido, que muchas veces los lleva a vivir ‘emborrachados’ en ello.
• Luis (28): Eso es solamente trabajo para los que tienen buen físico y una que otra cosita más.

• Gabriel (21): No saben lo que es el respeto por su cuerpo y buscan una manera fácil de ganar dinero.

¿Qué creés que buscan las mujeres en un boliche de estriptis?

• Fernando: Recrear la vista y un poco de algo más.

• Óscar: Deberíamos ser una sociedad abierta y ver esto como una forma de diversión para las mujeres. Pero hay las que, más allá de disfrutar del show, van en busca de sexo.

• Leo: Quizá se sienten reprimidas por el esposo, el trabajo o la sociedad, y llegan ahí a liberar esa carga, y sacan a la ‘fiera que llevan dentro’.

• Luis: Depende de las intenciones con las que van, porque también se va para compartir unos tragos y a divertirse sanamente, sin tener que estar con alguien en la cama.

• Gabriel: Buscan libertad y un poco de cuero jajaja.

¿Qué le dirías a tu pareja si te dice que quiere ir a un show de estos?

• Fernando: Si quiere ir, que vaya. No me gustaría que me prohíban algo a mí también.

• Óscar: Una vez una corteja me dijo que iba a una despedida de soltera donde habría un estríper. No le dije que no vaya, pero sí le pedí que se controle.

• Leo: No soy el tipo de hombres que aceptaría tranquilamente que mi pareja asista a esos lugares.

• Luis: No creo que nos digan que están yendo a esos boliches.

• Gabriel: Mientras se respete a sí misma. Todos tenemos derecho a hacer lo que queramos.

Anuncios

Comentarios»

1. yenifer - diciembre 31, 2009

me parece algo malo para todos los q se meten a esta pajina x q eso es malo para los niños

2. jhampier - noviembre 21, 2010

yo creo q es bueno en a hora q es un deporte el baile del tubo yo he trabajodoen madames y pienso volver a madames

3. aldo paredes - noviembre 22, 2010

hola soy aldo y me ha lamado la atencion siempre esta movida,tengo buen fisico y me encantaria ser parte aunque sea de garzon

4. mike - enero 12, 2012

hola pueden ingresar hombres para ver el show.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: