jump to navigation

VISIÓN JOVEN – ENTRE SUEÑOS Y REALIDADES septiembre 4, 2008

Posted by Revista Vamos in Cultura.
Tags:
trackback

Pueden dedicarse a  actividades dispares y pertenecer a círculos sociales, económicos y culturales distintos, pero su forma de encarar la vida y aportar a la sociedad tiene la misma fuente: son jóvenes y viven en Santa Cruz. Conozcamos su punto de vista y sus expectativas en este mes dedicado a nuestra tierra camba

Texto: Paola Iporre / Fotografía: Andrés Unterladstaetter

Tienen entre 20 y 30 años de edad y viven, producen y piensan en Santa Cruz, aunque no todos nacieron aquí. Su visión sobre la realidad cruceña es crítica y la Santa Cruz de sus sueños no es inalcanzable, pero saben que por sí solos no pueden hacerla realidad y por eso luchan cada día por contagiar su entusiasmo y entregar lo mejor de sí desde sus respectivas actividades e iniciativas.

Cuando hablan de Santa Cruz, una mezcla de orgullo y admiración se escucha en sus voces, y temas como el desarrollo económico, la migración, el crecimiento poblacional, de infraestructura y de transporte, la interculturalidad, el turismo y el gran impulso cultural generado los últimos años, son destacados, así como el carácter optimista y emprendedor de su gente.

“Santa Cruz está en un momento muy especial, en el que está confirmando que ya no es un pueblo y que ha crecido demasiado, mucho más de lo que se tenía proyectado. Y lo sigue haciendo”, comenta Sebastián Molina (23), un joven activo que está a cargo del área digital del Cepad (Centro para la Participación y el Desarrollo Humano Sostenible) y de la dirección de ‘www.ahorabolivia.com’, el primer periódico digital ciudadano. Él atribuye ese crecimiento descomunal de la ciudad al gran optimismo del cruceño: “No tenemos montañas que nos digan cuál es nuestro límite, y creo que ésa es una característica de nuestra identidad. Cuando miramos al horizonte no hay nada que nos frene, entonces no tenemos límites para crecer”.

Actitud y pujanza

Santa Cruz no sería lo que es sin su gente y esa forma tan particular de encarar la vida: entusiasmo, optimismo, iniciativa, tolerancia, son sólo algunos conceptos que enumeran nuestros consultados al hablar de las características del ‘ser cruceño’, y sin los cuales el desarrollo del Departamento y la ciudad no hubiera sido posible.

“Por la pujanza de la gente, en Santa Cruz cada vez tenemos más emprendimientos en los que se involucra toda la sociedad. Cuando se quiere organizar algo, por ejemplo en el ámbito artístico, hay luz verde siempre gracias a esa mente abierta de los cruceños, dispuestos a aceptar iniciativas, a contagiarse y a arriesgar”, dice Sergio Mier (25), actor y administrativo de Chaplin Show, que por su trabajo puede ver de muy cerca el entusiasmo y las ganas que pone la gente cuando se propone una idea nueva, diferente y hasta atrevida.

Por su parte, Julio César Aguilera (27), director de Red VIHda, fundación cruceña de apoyo a las personas que viven con VIH y Sida, destaca la visión progresista que se respira en la ciudad: “Santa Cruz es el crisol de la economía de este país y por eso muchas personas llegan con lo que se podría llamar ‘el sueño boliviano’, en busca de trabajo y una vida mejor. Ya aquí se contagian de la actitud del cruceño y si, por ejemplo, no consiguen trabajo, se lo inventan, como lo hicimos nosotros”, dice, haciendo referencia a la institución de la que se hace cargo, que es una de las pocas que ha logrado posicionar el problema del VIH en Bolivia y desarrollar una visión abocada a los derechos humanos.

Agustín Zambrana (26), uno de los representantes de la agrupación Acción Joven Bolivia (iniciativa juvenil que busca promover la seguridad jurídica, la paz, la libertad y el respeto a la ley), observa el carácter dinámico y propositivo de los habitantes de esta tierra. “Santa Cruz se ha apuntalado como el poder económico y político de Bolivia y reúne personas de distintas culturas, sectores sociales, estatus económicos y niveles académicos, que quieren salir adelante en convivencia. Y es en ese contexto que ha nacido una nueva generación de líderes y dirigentes que buscan desarrollar políticas de acción, no partidarias sino de activismo”, señala este joven abogado que busca, junto a su agrupación, soluciones a algunos problemas que aquejan al país, sobre todo en el ámbito legal.

La Santa Cruz de mis sueños es…

“No muy diferente a la que tenemos”, responde Paola Senseve (21), ganadora del Premio Nacional Petrobrás Nóveles Escritores 2008, con ánimo de potenciar todo lo bueno que tiene la ciudad: “Me gustaría una Santa Cruz más grande, más verde, más limpia y con su gente siempre sonriente, orgullosa y amante de su tierra y su bandera, pero sin que cruce esa línea odiosa del regionalismo extremo”.

Las expectativas que tiene Mauricio Pacheco (22) no se alejan de sus metas como director de Albor, una organización juvenil que busca la transformación social a través del arte y el teatro como estrategia de comunicación y formación de jóvenes. “Creo que aquí se puede apostar a que todo es posible en la vida, porque el capital social de Santa Cruz es muy rico. La gente es muy atenta, comprometida y apuesta por el desarrollo de la ciudad”, señala este joven orureño que reside en tierra camba hace más de 10 años y que trabaja sobre temas de interculturalidad, sexualidad, medioambiente, pobreza y coyuntura social.

“Yo creo en una Santa Cruz progresista que se convertirá con el tiempo en la Nueva York de Bolivia, porque está aglutinando a muchas culturas y enfoques étnicos, que a lo largo nos hará perder la identidad camba pero que reforzará la identidad cruceña”, acota Julio César Aguilera, de Red VIHda.

“Quiero ver a Santa Cruz como la capital artística del país, que sea para Bolivia lo que es Buenos Aires para Argentina”, comenta Sergio Mier haciendo referencia al importante despliegue artístico-cultural que se ha dado en el Departamento durante los últimos 10 años, generado mucho más rápido que el desarrollo económico ocurrido desde los años 50.

La piedrita en el zapato

Todos nuestros consultados coinciden en que el crecimiento de la ciudad ha sido asombroso y ha sobrepasado las expectativas de sus habitantes, a tal punto que las autoridades no han logrado controlar la situación y hasta llegó a salirse de las manos de los mismos ciudadanos, pues todavía hoy acarreamos hábitos que no aportan al desarrollo de la sociedad, y más bien lo entorpecen.

No sólo la falta de control gubernamental o de políticas de acción se catalogó como la piedrita en el zapato que los cruceños debemos desechar para vivir en una Santa Cruz mejor. La escasa educación ciudadana, promotora de la inseguridad, la suciedad y el desorden, es la vergüenza colectiva contra la que todos y cada uno de los habitantes de esta tierra debemos luchar.

“Los graffitis políticos cansan, los afiches pegados por todos lados sólo ensucian las paredes, la falta de respeto a las normas del tráfico y la impuntualidad de la gente son cosas que no me gustan de Santa Cruz”, explica So Myung Jung (22), un coreano que con 14 años de vivir en esta tierra pertenece, indiscutiblemente, a la cultura cruceña.

Acciones por Santa Cruz

Derechos humanos

La juventud cruceña se caracteriza por ser activa y voluntariosa, como ejemplo se tiene a la fundación Red VIHda, bajo la dirección de Julio César Aguilera, que apoya con orientación a las personas afectadas por el VIH y el Sida. Su lucha por el respeto a los derechos humanos es destacable.

Apuesta por el cambio social

Los chicos de Albor aprovechan la libertad y la expresión artística innata de niños y jóvenes para trabajar en pro del desarrollo social y la integración cultural, abarcando temáticas como la  sexualidad, el medioambiente o la pobreza. Todo a través del arte.

Arte y espectáculo

Santa Cruz se proyecta como el centro cultural y artístico del país, sobre todo por el talento y el entusiasmo de los cruceños, así lo ve So Myung Jung, un joven que hace 6 años se dedica a la música con su grupo de rock Anomalía. Dice que hace falta incentivo a la producción nacional.

Actuar y no quejarse

“Los ciudadanos debemos dejar de quejarnos y empezar a actuar, porque sin educación ciudadana (limpieza, orden, acatamiento de las normas), no se puede esperar que las cosas mejoren”, aconseja Agustín Zambrana, de Acción Joven Bolivia.

Anuncios

Comentarios»

1. MARIA LOURDES - abril 29, 2010

BUENAS TARDE COMO ESTAN LE DESEO TODO LO MEJOR Q DIOS LOS BENDIGA Y SIGAN ADELANTE CON ESE ENTUSIASMO.
JOVENES ALERTA-X-SANTA CRUZ LO APOYA.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: