jump to navigation

LA VIUDITA – BREVÍSIMO MANUAL PARA LEVANTAR (PARTE II) octubre 7, 2008

Posted by Revista Vamos in Uncategorized.
Tags:
trackback

¿Y qué hacen las mujeres para levantarse a un hombre cuando tienen ganas o necesidades? Porque sí, todas tienen ganas y necesidades, especialmente una vez al mes, cuando parece que hace más calor. Esos días cuando te dicen que no puedes, más quieres…pero tranquilas que es una cuestión bien fisiológica y se llama ovulación. Y como ya sabemos que las sutilidades no funcionan y que no todos han leído el Brevísimo Manual para levantar I, entonces, es mejor aprender a decir ‘quiero’ cuando se quiere. Por eso y con fines pedagógicos voy a contar las historias de Margarita, Azucena y Victoria.

Margarita estaba estrenándose como flamante divorciada a sus 27 y se le hacía muy difícil consumar e incluso pensar en entablar nuevas relaciones. Hasta que por fin una noche llegó a la conclusión de que no necesitaba una nueva relación…así que salió decidida, llegó a un boliche, estudió el ambiente –un tequila-, divisó a su ‘víctima’ –dos tequilas-, y con su tercer tequila se fue hasta la mesa donde estaba sentado el camba y sin preámbulos le floreció la boca con un beso, y cuando lo soltó, antes de que él pueda reaccionar, le preguntó si es que podía hacerle un favor… Después, ya saben lo que pasó.

Azucena es una profesional de 35 años. La noche de los acontecimientos, en una cena de trabajo, uno de sus colegas, el sujeto X, de 23 años, estaba sentado a su lado en la mesa hasta que ella exclama: “¡estoy cansada!, me voy”, e inmediatamente se dirige hacia él y le pregunta: “¿por dónde vivís?”, a lo que X responde: “por Las Palmas”, entonces ella apresurada, pero sutil dice: “Yo también, te acerco”. Salieron. Ella manejó por 5 minutos hasta que…reacción del sujeto X: “¡¡¡Mi casa no es por acá!!!”. Desenlace evidente.

Victoria acababa de cumplir 20 años cuando la invitaron a un matrimonio. Después de los whiskys, la torta y de coquetear toda la noche con el mejor amigo del novio, se dio cuenta que él no iba a actuar, entonces se fue al baño. Cuando salió, volvió a la mesa, se paró detrás del mejor amigo del novio y le metió en el bolsillo derecho del terno su calzoncito negro de encajes, aclarándole al oído que ése era un regalito que tenía que ser devuelto; luego se fue. Él metió la mano en su bolsillo, sintió los encajes y dos minutos después desapareció. Nunca más se supo sobre el paradero del calzón.

Tres ideas de creatividad a las que se puede recurrir. Una vez se decidan, todo es más fácil y estoy segura que lo peor que les puede pasar es que el sujeto en cuestión no “cumpla”, que las mujeres no sean “su tipo” y que no les quiera hacer “el favor” o la peor…que se duerma ipso facto de tan borracho que está.

Anuncios

Comentarios»

1. Silvana - octubre 8, 2008

Querida Viudita, dobe decir que las historias de tus amigas me superaron, yo soy bastante animada y pocos problemas me hago con avazar, ente mis amigos lo saben que si me gusta ya está! (será un comentario poco modesto, pero lo hago más para alentar a otras mujeres)

Lo único en lo que no estoy de acuerdo y no me gustó para nada en esta columna fue el inicio. Pensar que “especialmente una vez al mes tenemos ganas y necesidades” es totalmente falso y machista, y tal como lo leí en un artículo de una sexóloga colombiana en otra revista, “Tenemos derecho a gritar en la cama”, el machismo que llevamos dentro nos lleva a pensar que nosotras no podemos exigir, que nosostras debemos dar placer y tenerlo pocas veces….FALSOOOO

Yo exijo placer casi todos los días y cuando no lo exijo es porque mi pareja trabaja todo el día y no vivimos ni solos ni juntos, pero te aseguro que si no fuera así…no cantaría la canción de los Rolling…”I can’t get no satisfation”

2. Alejandra - octubre 10, 2008

Bueno, la verdad es que… siempre tengo ganas, jajaja, o al menos, más de una vez al mes, o más de una vez a la semana, y la que no tenga ganas es una mentirosa, es una anormal mutante!!!
Para no pasar esas situaciones de incertidumbre de que si el tipo que recién estás conociendo quiere o no quiere, hay que tener un AS bajo la manga, o un plan B hasta un plan C y D. Siempre!!! NEXT!
Entonces la solución es tener un “warrior” (según mi vocabulario), claro, signifca guerrero. No quiere decir que sea el camba ventero de la esquina, tu warrior puede ser tu churro más churro, llegando a un acuerdo participativo y silencioso (aunque yo lo contaría) mientras no hayan fotos, todo es mentira, no?
Entonces, esos días… sólo un mensaje o una llamada y tu querido warrior en la puerta de tu casa ;)
it works!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: