jump to navigation

EL ESPEJO noviembre 7, 2008

Posted by Revista Vamos in Colaboraciones.
Tags: , ,
trackback

Es increíble el cuerpo humano. No sólo por los cambios constantes que experimenta a lo largo de la vida, sino por las infinitas posibilidades que presenta. Esta imagen fue tomada en un hogar cercado a la población de Huanchulo, en nuestro departamento. Las innumerables arrugas hacen notar que los años no han pasado en vano para este hombre, pero a la vez se pueden observar tal y como uno observa los anillos de un árbol. Estas arrugas no sólo guardan el paso del tiempo, sino que esconden sabiduría, trabajo, sol, sudor, esfuerzo y dificultad. La vida en el campo no es fácil. Esta fotografía fue tomada por nuestro compañero Santiago Cuéllar Franco.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: