jump to navigation

¡QUIERO JUGAR! diciembre 16, 2008

Posted by Revista Vamos in curiosidades.
Tags:
trackback

¿Alguna vez se te ocurrió dar un paseo por las jugueterías de la ciudad, así no tengas hijos ni sobrinos a quienes mimar? Si no, te lo recomendamos, porque estas tiendas tienen la capacidad de hacer volar la imaginación hasta del más serio y aburrido de los adultos.

Texto: Paola Iporre / Fotografías: Andrés Unterladstaetter


Si no tenés hijos es muy probable que nunca se te haya pasado por la cabeza tomarte una tarde para visitar alguna juguetería, por eso te mostramos aquí de lo que te perdés, sobre todo en estas fechas de fin de año que hacen de estos lugares perfectos templos de la imaginación con los últimos y recién llegados juguetes que enloquecen a los niños. Y de seguro a vos también, si es que nos haces caso.

Y es que las tiendas de juguetes tranquilamente pueden hacerte odiar tu edad o envidiar a quienes nacieron durante los últimos diez años. ¿Por qué?

Podríamos decir que ingresar a ese mundo mágico de los juguetes te hará retroceder en el tiempo hasta aquellas épocas en las que lo único que importaba era tener en tus manos el último juguete de moda, pero no es tan simple como eso.

Basta con observar atentamente cómo un padre prueba las funciones de un autito de carrera absorto en los giros y brincos que logra al mando del control remoto, sin percatarse de la mirada impotente de su hijo que se encuentra en una esquina de la tienda queriendo ser él quien pruebe las hazañas del pequeño aparato, para darnos cuenta que la magia que un adulto puede encontrar en una juguetería va más allá de ese sentimiento de niño farsante y egoísta.

Ésta radica más bien en la añoranza que se genera alrededor de tantos muñecos y juegos que reviven a los superhéroes de la infancia (y que aún hoy suelen encandilarnos con sus historias espectaculares) o en ese deseo secreto de, por ejemplo, querer enfundarse el guante de Spiderman sólo para probar por un segundo qué tan lejos puede lanzar su telaraña.

Así, un paseo por las estanterías nos acerca a muñecos (con todo y sus accesorios) y juegos de todo tipo, que toman la forman de nuestros héroes de antaño y nos invitan a introducirnos en su mundo de aventuras y conflictos, trayendo de vuelta ante nosotros por ejemplo a protagonistas de las imaginativas historietas adaptadas luego al cine, como son Batman, Los 4 fantásticos, Daredevil, Capitán América, Los vengadores, Punisher, Iron Man, el increíble Hulk y X-Men, entre otros. Y muchas veces, por supuesto, trayendo consigo a sus amigos antagónicos, como el Guasón.

Pero no sólo estos heroicos personajes saltan a la vista en este recorrido particular. Los protagonistas de películas tan actuales como El señor de los anillos o Piratas del Caribe también forman una larga fila en las vitrinas, a la espera de que algún niño de grandes ideas les traiga de vuelta a la acción. Ahí podemos ver a los personajes creados por Tolkien perfectamente vestidos de fantasía épica: Frodo, Gandalf, Gollum, Aragon o Saruman, entre muchísimos más, con quienes se puede recrear la película tal como la conocemos o con los episodios que se nos antojen.

O también tenemos la opción de revivir a nuestro gusto las aventuras del inigualable capitán Jack Sparrow y de sus compañeros Will Turner, la aristócrata Elizabeth Swann, y claro, su infaltable enemigo Héctor Barbosa, que con sus diálogos irónicos y llenos de cinismo pueden despertar en cualquiera al actor o director de cine que se tiene dentro (las embarcaciones en las que se desarrolla todo el trama de esta trilogía, que tanto protagonismo llegan a tener, también se encuentran a la venta para enriquecer la imaginación).

Ahora si de verdad queremos hacer volar nuestra imaginación e introducirnos y perdernos en una gran historia, no podemos pasar de largo por el sector que reúne todo el kit de la saga de George Lucas, ‘Star Wars’. El éxito cinematográfico logrado por esta serie, nos trae hasta nuestras manos ese universo de ficción del que todos quisiéramos formar parte. No solamente Anakin Skywalker o Darth Vader ocupan un espacio en los estantes de las jugueterías, sino todos los accesorios que te pueden transformar en todo un caballero Jedi. Máscaras, espadas y capas, son muy solicitadas.

En rosadito

Sí, aunque no nos guste admitirlo, ese color tan ‘pastel’ que nos aleja de las mujeres maduras, independientes y serias que muchas pretendemos ser, nos atrae y enternece de sobremanera. Entonces al entrar a una juguetería y ver un bello vestido de tul y largos volados vaporosos, en esa muñeca de caballera perfecta, se nos antoja… sí, vestirla y desvestirla y cambiarle de ropa y ponerle zapatitos y peinarla y, ¿por qué no?, preparar un gran baile en el salón principal de su castillo.

Sino, por qué tuvo tanto éxito Barbie. Es claro, porque tiene todo lo que una mujer quiere tener: ropa y más ropa, accesorios de belleza, un auto, una casa, un cabello envidiable y un cuerpo espectacular, y por supuesto un accesorio indispensable pero no por eso muy importante: un Ken.

Pero claro, al entrar hoy a una juguetería y pasear por el sector ‘rosadito’, nos encontramos no sólo con una Barbie materialista que busca tener siempre más. También vamos a toparnos con las Bratz, esas muñecas casi de colección, de cabezas grandes y labios gruesos, que enseñan a las niñas sobre moda, peinados y maquillaje… toda una preparación para la vida.

¿Y las casas y los castillos? Frente a ellos si que la imaginación llega a su máximo nivel. Los hay de dos pisos, con varios dormitorios, con el infaltable vestidor o cuarto de baño. Y ahí te das cuenta que todo eso que querías de niña (porque no todas las niñas logran tener todo lo que hay en las jugueterías), lo sigues queriendo hoy.

Hasta que llegas a las muñecas que recrean a los protagonistas de la exitosa serie de Disney Chanel ‘High School Musical’, y te das cuenta que éstas ya no son tus épocas (porque no le encontrás sentido a su ropa ni te sabés sus nombres).

¡Qué viva la envidia!

Como lo dijimos al principio, una juguetería puede hacerte odiar tu edad o envidiar a quienes nacieron recientemente (o ambas cosas claro). Porque, no lo neguemos, quién no hubiera querido tener una computadora portátil llena de teclados coloridos y sonidos mágicos en su cuarto. O un súper auto de cincuenta centímetros de largo a control remoto y con MP3 incluido.

Los niños del siglo XXI sí que tienen juguetes divertidos y dinámicos, en la mayoría de las veces porque la tecnología juega un papel preponderante. Hoy fácilmente un niño de cinco años maneja con precisión el ratón de la computadora y sabe perfectamente el funcionamiento del clic.

Muchos de los aparatos que encontramos en las jugueterías constan de un dispositivo para conectar al PC (o por lo menos incluye un CD o DVD con sus aplicaciones) para dar rienda suelta a sus más de 140 funciones, que permiten al infante aprender y practicar jugando. Letras, palabras, notas musicales y ejercicios de memoria son las acciones más comunes que se pueden encontrar. Como ejemplos podemos nombrar el ‘Libro electrónico de enseñanza’ o el piano ‘Aprende Conmigo’.

Para los más grandecitos, la escuelita va un poco más allá: Moda Art, por ejemplo, está pensado para que los niños y niñas diseñen su propia moda. Conectando el juguete a la computadora e introduciendo el CD con la cartilla de diseño correspondiente, se puede generar un sinnúmero de trajes para coleccionar y desarrollar el talento.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: