jump to navigation

LA VIUDITA: Gente complicada marzo 20, 2009

Posted by Revista Vamos in curiosidades, sociedad.
trackback

¡Yo no sé por qué a las personas les gusta tanto complicarse!, cuando sería mejor si es que hiciéramos las cosas al mejor estilo SIMPLE.


Por ejemplo, un amigo/a te ha buscado para salir y para evitar explicaciones no contestas el celular o mientes diciendo que estás enfermo/a; como resultado te introduces en el gran riesgo de que más tarde te llamen con número privado y contestes, o que te vean por ahí y descubran tu vil mentira. Nos complicamos en vez de simplemente decir: “amiga, hoy no tengo ganas de escucharte hablar toda la noche de tu hijo/novio/termine/vestido nuevo” o “hermano, ya tengo planes con unos cojudos que son menos existenciales que vos”.

Otro ejemplo es el de aquel/lla cobarde que no se anima a terminar con el cortejo/a porque es “muy bueno”, o porque “era virgen antes de conocerme”; entonces acuden a dos salidas que generan complicaciones insospechadas: a) Continúan la relación sin ganas, con peleas frecuentes, inconformidades, cuernos, etc. y b) Se esfuerzan para acumular puntaje para que sea la pareja la que termine con ellos, lo que a veces no sucede tan así (porque puede que el otro sea muy cuerudo). Y claro, todo en vez de simplemente decir: “mi amor, esto ya no da”, “en realidad no soy yo, sos vos”, o “el sexo es malísimo, aceptémoslo”. También está el caso del eterno enamorado/a que te pretendió toda la vida y que tú no le has hecho saber que él/ella jamás tendrá oportunidades reales contigo. Entonces el/la pobre se convierte en el amigo/a que tiene ataques repentinos de celos, que todo el tiempo quiere estar contigo y se dedica a sabotear tus oportunidades de otras relaciones. Ya ves que estás metido/a en un embrollo complejísimo por no poder decir simplemente: “no me gustas”.

O por último, en el extremo de las complicaciones, está el punto donde convergen todos los colmos. Conoces a una mujer con la que tienes conexiones interesantes, tanto físicas como intelectuales. Esta mujer no pertenece a la media, es especial, independiente, atractiva y además ha logrado liberarse de las neurosis que hacen mutar a las mujeres en cazadoras y a los hombres en perfectos escapistas; es decir, ella no te quiere para enamorarse, no quiere enamorarte, no busca ‘atraparte’. Entonces una noche X esta mujer te llama y te dice que quiere estar con vos, y el punto donde convergen todos los colmos reside en el momento en el que se te ocurre convertir algo tan, pero tan SIMPLE en una situación complicada: decides responder “yo te llamo más tarde”… y claro, la magia se va, desaparece, ¡no existe más! Todo por no poder decir simplemente: “hoy no tengo ganas”. Gana y gusto de complicarse, por mi parte: hakuna matata o carpe diem, o ¿qué dicen ustedes?

La Viudita

Anuncios

Comentarios»

1. Juampy - marzo 20, 2009

JAJAJAJAJAJAJAJAJ…. bravo!
Una sana filosofía de vida también, es tratar como te gustaría ser tratado… bastante budista, pero funca.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: