jump to navigation

TECNOLOGÍA.- Google vs. Microsoft junio 22, 2009

Posted by Revista Vamos in Colaboraciones, Tecnología.
trackback

Días muy movidos en el entorno tecnológico. Semana a semana, los dos mounstruos de la informática mundial de hoy, Microsoft y Google, compiten por llevar la delantera en cuando a productos.

Texto: Marco Montellano

No es que no haya más competidores; los mac-adictos al leer estas líneas saltarán de sus sillas gritando que su empresa es la mejor y más innovadora, y quizá algo haya de cierto… pero es evidente que a los muchachos de Steve Jobs les faltan todavía muchos millones -de todo- para formar parte del Olimpo tecnológico.

Aunque hoy no parezcan competir de manera frontal y directa en sus productos más representativos -Google no tiene un sistema operativo propio y Microsoft no tiene ni un tercio de las aplicaciones web que en la nube desarrolla el rey de las búsquedas- ambas se van acercando  peligrosamente, al asecho.

¿Ejemplos? Hace unos meses Google lanzaba “Android” sistema operativo libre, basado en linux,  para uso en teléfonos móviles que, como lo comprobaron unos cuantos conspiradores en la red,  puede ser fácilmente traspasado a ultraportátiles rindiendo de manera eficiente e hiper liviana; es decir, de allí a sustituirlo por Windows hay dos pasos… que quizás Google no quiere dar aún.

Los de Redmond, por otra parte, fiel a su estilo arrollador apuestan a todo y contra todos. De hecho, hace unas semanas daban una hábil estocada  al lanzar al mercado un nuevo motor de búsqueda, apostando a aquello de que “la tercera es la vencida” puesto que sus dos intentos anteriores, MSN Search primero y Live Search después, no consiguieron hacerle cosquillas al buscador rey. Bing, que así se denominó finalmente al nuevo buscador (durante la etapa previa al lanzamiento se lo conoció como kumo) es un motor que incluye algunas de las siguiente funciones: sugerencias de términos relacionados, agregación de información local como tiendas, cines, restaurantes y demás, enlazados con sus correspondientes mapas (Bing Maps) procedentes de Virtual Earth. También incluirá búsquedas de imágenes incluyendo funciones como el reconocimiento facial. Finalmente, una sección de comercio electrónico (Bing Shopping) con referencias a más de 17 millones de productos completará el servicio. Prometedor, sin duda. Eran, durante unas cuantas horas, la noticia principal de la red hasta que -no contaban con su astucia- Google desviaba la atención mostrando a los más de cuatro mil programadores reunidos en un gran evento un producto aún no terminado: Google Wave.

¿Cómo les explico ahora qui cosita siempre es esto? Comenzaré diciendo que tiene intenciones (si quisiera ser solomne diría, su destino es…) de cambiar la manera en la que nos comunicamos a través de Internet integrando, unificando y coordinando tras ella los diferentes medios que para comunicarnos tenemos hoy en la web: correo electrónico, mensajería instantánea, blogs, fotos, vídeos, wikis, microblogs, redes sociales, documentos, enlaces… todo en uno, fácil, sencillo, casi ‘natural’.  Gente de vanguardia sin duda, la sola manera de montar el evento ponía de manifiesto una de las nuevas reglas de la comunicación empresarial: un anuncio hecho ante cuatro mil participantes hiperactivos en blogs, Twitter y redes sociales de todo tipo resulta muchísimo más eficiente desde el punto de vista de alcance comunicativo que uno realizado ante cuatro gatos, por influyentes que sean los gatos en cuestión.  Y claro, lograron su objetivo, el resultado fue que  durante unos días, todos los medios en la web dedicaron su atención al descomunal producto de Google, y obviaron el de Microsoft… Que tampoco se quedó de brazos cruzados y le demostró a su rival que sabe jugar muy bien al ping pong.

Inmediatamente, de la mano de  Steven Spilberg y con un espectáculo que incluyó hasta a Yoko Ono, presentó la nueva consola de video juegos ‘Xbox 360’, que incluye, entre otras nimiedades, la posibilidad de jugar sin controles o mandos de ningún tipo, puesto que reconoce los movimientos, la voz y hasta el rostro de los jugadores, brindando una experiencia de juego radicalmente futurista, revolucionaria.

El combate es épico, y aunque haya que hacer muchas precisiones en torno a cuáles son los objetivos comerciales y de desarrollo de cada una, es claro que este juego no terminará pronto. Es, como las peleas por el título, un combate a doce rounds.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: