jump to navigation

LA VIUDITA.- La peor, ¿pero quién quiere ser mejor? julio 24, 2009

Posted by Revista Vamos in Colaboraciones, sociedad.
trackback

La Viudita no se enamora, puej, no es una ñoña que suspira de esquina en esquina. No. La Viudita es letal, nadie la sobrevive, siempre consigue lo que le da la gana. Y el secreto, en realidad no es secreto, es lógica nomás; la clave sobrepasa la belleza física (nunca menospreciada y siempre importante), es nomás la actitud (¡qué gran cliché!, pero ya verán como me darán la razón).

Se le llama comúnmente actitud de perra fría y calculadora que en este caso está bañada constantemente con una sutileza de fragilidad de muñeca, oscuridad de sufrida o tal vez sólo simple necesidad; cosas que deben parecer, pero nunca ser. La Viudita entra al boliche y hace Troya porque todos y todas se vuelcan a mirarla… qué es lo que tiene puesto, a quién saluda, a quién abraza y quiénes más la están mirando. La Viudita no gasta en trago porque siempre le llueven las invitaciones; claro, a no ser que ella se auspicie sola para establecer su poderío y dominio (de las dos formas siempre sale ganando, porque ha sido su decisión, y la Viudita ante todo es un ser libre dotado del extraordinario poder que le otorga su libre albedrío y la capacidad de decidir). La Viudita tiene una inteligencia intuitiva bárbara, los lee a todos y a todas, analiza constantemente, desintegra, es una estratega nata, inefable. La Viudita tiene la habilidad del lenguaje y lo cierto es que no requiere de muchas palabras para impresionar, dice poco y te caga, digamos; claro que también utiliza los silencios, los que al fin y al cabo no son nada si no están acompañados de una buena mirada. Y la mirada de la Viudita es un elemento bien trabajado que desarma porque lleva fuego, el fuego de una fuerza que sólo es femenina. La Viudita tiene una forma de caminar, de pararse y de moverse que impacta y simplemente se trata de una seguridad en ella misma que asombra y estamos hablando de algo que se huele, casi o más que el perfume, que se percibe con los sentidos. La Viudita es una amante de la ciencia, por eso siempre está usando de la técnica del ‘ensayo y error’, pero también está consciente de la espiritualidad y su importancia, y de la eficacia de los ritos. La Viudita practica ritos especiales, como bañarse con hojas de menta y estrujarlas delicadamente por todo el cuerpo; hace yoga para mantener la flexibilidad y tonicidad necesarias para cualquier clase de movimientos; brinda con la mano izquierda y mirando fijamente; enciende puchos con la fuerza del pensamiento enfocada en lo que quiere conseguir; toma té sólo para leer las señales del residuo en la taza; todas y cada una de las mañanas hace rodar una gota de una mezcla de aceite de tomillo, vainilla y canela por la nuca hasta el final de la espalda según su curso natural… Estos ritos, sólo por nombrar algunos, porque hay miles.

Y tal vez algunos pueden comprender que hasta aquí todo pareciera muy prefabricado, pero no es así, porque para la Viudita las cosas son naturales, fluyen como los elementos y ya, la magia sucede. Yo para ustedes, mucho gusto.

La Viudita

Anuncios

Comentarios»

1. anitaguti - octubre 27, 2009

idola!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: