jump to navigation

AUDIOVISUALES MADE IN SC agosto 31, 2009

Posted by Revista Vamos in Audiovisuales.
trackback

La producción audiovisual cruceña es ¿incipiente? ¿importante? ¿osada? Te invitamos a responder ésta y otras preguntas en la siguiente nota

Texto: Nicole Nostas

No sé si haya producción audiovisual cruceña por estos días, lo que hay es bastante producción paceña y extranjera en Santa Cruz. Hay producción de aficionados, que hacen todo por amor al arte” dice Eduardo Aguilera, un estudiante de comunicación audiovisual. Jorge Sierra, gerente propietario de BolAr, asegura que decir que no hay producción es un insulto para quienes se esfuerzan por producir, aunque a veces ese trabajo quede solo en ‘esfuerzos’. “Hablando de cine por ejemplo, hay producción, pero en pañales y me incluyo” dice y afirma que el cine que se está haciendo por este lado del país está temeroso y que se puede aspirar a más. “Yo creo que hay la tecnología para trabajar y el recurso humano está capacitado para realizar cosas interesantes” dice el futuro comunicador Javier Cabrera. Concuerda con él la reconocida actriz Lorena Sugier, al decir que Santa Cruz se ha desarrollado muchísimo en cuanto a producción audiovisual y que existen profesionales con una veta creativa que está comenzando a dar que hablar. “En televisión de vez en cuando se vislumbran programas bien hechos, como los del CEDURE, que son una de esas raras joyitas que aparecen en la tele boliviana. Antes se tomaban riesgos y salían programas buenos, como GalaReporter, hoy por hoy no” dice Andrea Wenceslau, egresada de Diakonía.

Y es que producción audiovisual es un término que abarca muchas concepciones, infinidad de productos, diferentes protagonistas y diversas opiniones. “La producción audiovisual cruceña va desde trabajos obscenamente mal hechos (pero que logran su espacio en la televisión) hasta producciones de excelente nivel que logran exportarse. Si hablamos en concreto, yo le pongo un promedio de cuatro sobre diez, aunque es posible que si vemos medio por medio este puntaje suba” dice el productor de Londra Films, Gerardo Guerra.

Es imposible hablar de audiovisuales cruceños sin mencionar a ‘Los Igualitarios’, la primera película hecha en su totalidad en Santa Cruz, a Safipro, que nació bajo la dirección de Enrique Alfonso en 1986 y que produjo una infinidad de audiovisuales que buscaban retratar la idiosincrasia del cruceño. No podemos olvidarnos de Rodrigo Bellott, quien a pesar de haberse formado en el extranjero, ha producido películas que enorgullecen al país entero, como Dependencia Sexual (2003) y próximamente ‘Verde’ en ‘Rojo, Amarillo y Verde’, entre otras. Tampoco podemos dejar de lado ‘La Promo’, ópera prima de Jorge Arturo Lora ni ‘El Ascensor’, un largometraje dirigido por el cruceño Tomás Bascopé, que se estrena en octubre y promete ser un trabajo de altísima calidad.

Como vemos, hay mucha tela para cortar respecto a la producción audiovisual cruceña, ¿está afilada la tijera?

En las mallas Curriculares

“En cuanto a la formación de actores, creo que Santa Cruz de la Sierra dio la patada inicial a la profesionalización actoral para todo el país. La Escuela Nacional de Teatro ha permitido desarrollar muchos talentos” dice Sugier, afirmación que es respaldada por el productor Gerardo Guerra, quien admite que a pesar de todo el talento que hay, con o sin escuela, aún faltan rostros nuevos que incursionen en las pantallas. Pero, ¿qué pasa con los protagonistas del ‘detrás de cámara’?

Existen universidades e institutos que forman profesionales que pueden crear, dirigir y producir audiovisuales, pero ¿satisfacen las necesidades de estas personas, del medio? Para encontrar respuesta fuimos directamente a hablar con estudiantes y egresados.

“De ninguna manera pienso que mi formación es completa. Faltan lugares donde especializarse, acá reina el auto-didactismo”, dice Javier Cabrera, estudiante de Comunicación de la UAGRM. Por su parte, Andrea Wenceslau expresa de manera sarcástica: “lo bueno de la educación en Bolivia es que existe una extensa oferta de becas. Es cuestión de ponerse las pilas y buscar algo mejor afuera”. Según su compañero Eduardo Aguilera, la calidad en la formación académica es relativa, ya que según sus propias palabras ‘las bases teóricas son iguales aquí y en la China’ y lo que realmente hace la diferencia es el estudiante y su actitud. “Hay quienes quieren hacer películas en su primer semestre de universidad. Jóvenes que quieren hacer cine sin haber visto películas, que quieren escribir guiones sin saber nada de literatura…” dice y Guerra lo apoya al afirmar que en Santa Cruz hay poco ‘apetito audiovisual’.

“Hace veinte años que soy docente y todos mis estudiantes hacen sus trabajos para que salgan ‘bien’, nunca para proponer nuevos modelos” cuenta Alejandro Fuentes, director de Fundav, una fundación que ya tiene nueve años de vida y se dedica a promover el desarrollo del audiovisual a través de diferentes programas y actividades.

Doria Añez, estudiante de Diakonía observa que la mayoría de las producciones, especialmente las televisivas, se limitan a imitar el formato del programa más visto (que probablemente sea imitación de otro y así sucesivamente) y de esta manera la televisión se llena de clones. Según Fuentes, es porque “los jóvenes no tienen una guía, un modelo para trabajar. Se basan en programas baratos de otros medios, pero en algún momento van a tener la herramienta y van a saber utilizarla. Hay que darle fuerza y orientación a los jóvenes, pero lamentablemente estamos abandonados y para hacer que esto funcione es necesario realizar actividades paralelas como talleres, seminarios, festivales y otros” acota. Muestra de ello es el Fenavid, la actividad más fuerte organizada por Fundav y uno de los festivales más importantes en la materia, ya que convoca a estudiantes y profesionales del audiovisual a nivel nacional e internacional. “Con el festival hemos visto que se pueden hacer trabajos de calidad y que hay interés por producir, por participar” cuenta Fuentes. Por último, Jorge Sierra de BolAr Producciones, invita a los estudiantes a experimentar, observar la realidad, a empaparse de cine para producir, ya que según sus propias palabras, el producto de alguien que aún está en pañales en la vida misma, será siempre experimental.

Lo mejor esta por venir…

“En el audiovisual falta producir para el mercado global, es decir no encerrarse en el mercado local o nacional sino tener una visión de producir para que gente de otros países entiendan nuestro cine y nuestras publicidades” afirma Añez, que forma parte del futuro del audiovisual cruceño.

Según el actor, productor y director Jorge Arturo Lora, el futuro de la producción audiovisual en Santa Cruz se ve alentador y emocionante, ya que los festivales, el acceso a material extranjero de primer nivel y la tecnología digital están animando a quienes tienen la capacidad de producir audiovisuales de contar historias propias. “La ciudad lo demanda, tenemos muchos jóvenes en proceso de formación gracias a Diakonía, La Tuja Digital, los talleres esporádicos y los festivales, que ayudan a descubrir el camino que está en proceso de búsqueda y por ende de construcción”. Y acota: “hay más de un guión bueno que anda deambulando por nuestra ciudad en busca de financiamiento”. Y Lora menciona la palabra clave que al mismo tiempo es el dolor de cabeza de quienes quieren producir: financiamiento. Plata. Apoyo. “No me gusta la palabra apoyo, porque la cultura no debería recibir apoyo, ya que es una obligación moral de todos. Se debe fomentar la cultura, que no es lo mismo” explica Sierra y dice que al no existir el fomento, el artista se apoya en ONG’s, cooperaciones externas o en empresas privadas, que muchas veces condicionan el trabajo porque tienen intereses sociales, políticos o económicos. A pesar de eso, hay producciones pequeñas, experimentales, pero que se están haciendo y eso es positivo. “Nosotros esperamos seis años para hacer nuestra primera película, pero valió la pena. ‘El Ascensor’ es una película cien por ciento cruceña” cuenta.

Hay otras dificultades que deben ser superadas para que el futuro del audiovisual cruceño sea diferente, y que al fin pueda despegar en mayores proporciones. Una de esas ‘piedritas en el zapato’ la toma en cuenta Guerra, al decir que su principal preocupación es la falta de presencia femenina en la dirección. “Se piensa que sólo los hombres pueden y deben dirigir películas. La falta de la mirada femenina en el audiovisual cruceño hace que tengamos una escasez de sensibilidad y delicadeza en el fondo y forma de la producción audiovisual en general. Nuestra mirada masculina está dando demasiado espacio a lo hormonal y las nuevas generaciones están creciendo con ese hábito de desayunar ‘leche con lencería’ y almorzar ‘pollo al linchado’” afirma.

En fin, la producción audiovisual cruceña ha avanzado mucho desde Safipro y ‘Los Igualitarios’ y nos animamos a decir que esperamos que ese desarrollo traiga consigo nuevas perspectivas, nuevos mercados, más competencia y madurez en los productos audiovisuales. Sabemos que no estamos lejos de lograrlo, sólo resta seguir trabajando.

¿Qué público somos los cruceños?

Tendríamos que ver un estudio de audiencias o algo similar y aun así correríamos el riesgo de no saber realmente lo que el público cruceño espera de su propia producción” opina Guerra, mientras que Lora prefiere generalizar y dice que el público es masivo, que la calidez de la gente lo convierte en un público receptivo.

Wenceslau es más crítica y dice que es momento de juzgar a nuestros productos sin ojos de madre y quitar la frase ‘para ser boliviano, está bien’ de nuestro vocabulario. “Para el trabajo de los estudiantes hay oportunidades, pero la gente no parece interesada en verlo. ¿Sentarse a ver audiovisuales cruceños? Sólo si les invitan algo para quedarse” dice apenada.

Alejandro Fuentes admite que el público es como un círculo vicioso: trabajamos siempre por lo nuestro, no nos vemos desde afuera. “Eso perjudica un poco, pero la forma en que vemos nuestros programas es agradable porque estamos orgullosos de lo que hacemos” dice, a tiempo de agregar que es necesario que en vez de cobertura, haya crítica al movimiento cultural, esto con fines de mejorar y de enriquecer las diferentes muestras. Para finalizar, Guerra espera que algún día el público en general, las autoridades y las empresas, comprendan que el mundo audiovisual es mucho más que la farándula intrascendente.

Anuncios

Comentarios»

1. GuitarreroCantor - septiembre 2, 2009

Que buen articulo che!

Felicidades.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: