jump to navigation

CHOCHO DE LA VIDA octubre 5, 2009

Posted by Revista Vamos in Audiovisuales, espectáculos, fiestas, Música.
trackback

El productor Luis Fernando ‘Chocho’ Parada habla sin tapujos. Con nueve años de experiencia en lo referido a la realización de fiestas y espectáculos, Parada se convierte en una autoridad del tema. Pionero y responsable en gran parte del crecimiento de la movida ‘electrónica’ en nuestra ciudad, ahora apunta a nuevos mercados y mantiene el riesgo como ingrediente secreto

Texto: José Andrés Sánchez

Fotos: Andrés Unterladstaetter

Son pocos los que saben que ‘Chocho’ Parada en realidad se llama Luis Fernando, que tiene 33 años, que estudió Ingeniería Comercial en Brasil y Bolivia y que posee un post-grado en Marketing en Negocios Internacionales. La gran mayoría lo ve como ‘ese tipo’ que hace fiestas y que cada vez son más grandes. Al conversar con ‘Chocho’ se aclara la situación: muy poca improvisación, mucho trabajo, muchas relaciones públicas y mucha pasión. Esos son los ingredientes que Parada mezcla desde hace años para organizar sus eventos y otros emprendimientos.

¿Cuáles fueron tus primeras experiencias en lo relativo a organización de espectáculos?

Algunas fiestas en el colegio. Siempre hice cursos de ventas, de marketing, desde muy joven. Salí con gente grande, me gustaba sentirme un poco más adelante que los chicos de mi edad. Pocas veces participé del carnaval, pero mi primer emprendimiento fue el camarote VIP, también tuve el Bar Móvil. Estuve con el camarote del corso durante unos cinco años. Fui el primero pero luego muchos grupos hicieron lo mismo. Eso es lo bello de esa ciudad, cuando se ve que un emprendimiento funciona, muchos otros lo copian. Hace unos 10 años hice un viaje a Ibiza, a la capital mundial del lounge. Ahí conocí el verdadero formato ‘lounge-resto-disco’. Gente que llega a las cuatro de la tarde, toma alguito, pica, luego cena, luego termina bailando. Me llamó mucho la atención y empecé acá con ‘Opium-Privé’. Quería que sea algo más pequeño, como un club chico. La experiencia del primer bar-restó-disco no pegó acá. La gente nunca llegó a las siete de la noche. Opium estuvo abierto 10 meses. Teníamos música electrónica y eso era una locura porque nadie la ponía por ese entonces. Algunas personas llegaban temprano pero no logré imponer que la gente cene.

Ahora muchos lo hacen y lo presentan como una propuesta novedosa

Después de Opium todos querían ser lounge. Me considero una persona a veces demasiado innovadora. El hecho es que las cosas que hice funcionaron luego. Pero bueno, la vida  de los bares es cíclica y cayó. Así que abrí ‘Café de la Musiqué’, otro lounge. Intenté mucho hacer el ‘after office’. La gente ya cenaba un poco y empezaba a gustar la música electrónica. Es el 2005 que nace el Crossfest. El lugar en el que lo realizamos fue zona de impacto, donde se hacia paint ball. El segundo año lo hicimos en parque norte, en formato al aire libre y fue una fiesta brillante. Allí se sintió una verdadera fiesta electrónica. Ya el tercer año comenzamos a tener al público que nos sigue. Desarrollé y cautivé a este público. Luego vinieron la cuarta y la quinta versión. Arriesgué mucho en la última, con productores argentinos de sonido, iluminación y escenario. Yo me sentí feliz con la última fiesta, pero quería más gente. Pienso que no estamos preparados para los festivales de calidad mundial porque no somos muchos aún. Tenemos que seguir trabajando. Como país tropical, el reggaetón y la cumbia tienen un espacio muy grande. Es complicado ganarles y se logrará con el tiempo. Agradezco mucho a los productores de música electrónica. Todos hacen que enriquezcamos a este nuevo grupo de gente.

De hace años hasta ahora, ¿cómo ha cambiado tu público?

Creo que ahora se interesan más por los dj´s que vienen a los eventos. El formato del cliente VIP me da estabilidad porque pagan el doble y consumen bastante. Ese público hasta el año pasado no levantaba la cabeza para ver quien tocaba. Tienen su propia fiesta. A la tribu de la pista la cuido, porque le exigen al dj, le aplauden, trato de darle gustos, de tener buenos precios. Ellos están con el dj. La otra tribu es más fashion, está en su whisky su vodka, su pirañee… me dan la sostenibilidad del Crossfest e Ibiza.

Este año arrancamos con el ‘House Summer Session’. El próximo año estamos con el ‘Winterfest’. Es una marca nueva. El ‘House Summer’ será muy cool, muy disco, tiene pasión.

Con el ‘Winterfest’ trataremos de concentrar al jet set de nuestro país, durante tres días, desde un viernes en el lobby de un hotel, con champagne, etc. Que la gente sienta que está en otro lado. Será algo muy exclusivo, especial.

Es interesante cómo la imagen de las fiestas electrónicas ha cambiado, de ser consideradas nidos de drogas a eventos VIP.

Imaginate si en este país hubiese las drogas adecuadas, pero no las hay. Por eso es que las fiestas no son prolongadas siquiera. No es que nuestras fiestas sean fashion, pero sí hay mucho despliegue y producción y la gente está empezando a apreciarlo. Este año tuvimos más de 45 actores. Personas que bajan de las telas, que desde las diez de la noche están arriba. Entre mozos, barmans, más actores, más producción, más extranjeros, sumamos a más de 200 personas. Para el Crossfest de este año tuve más de 500 personas trabajando. Es algo increíble. Yo quiero salvaguardar a mi público, que tenga lo mejor, que se sienta seguro, acogido, que no se preocupe y que disfrute.

Estás creciendo, te estás expandiendo a Paraguay

Recién estuve con los Paralamas allá y el 5 de diciembre estaré con el ‘House Summer Session’. Es un mercado difícil porque tiene mucha movida electrónica. La diferencia es que allá no se esmeran mucho en la producción y eso es justamente lo que pienso hacer. En ese país hay marcas tan fuertes como Phillip Morris. Allá van todos los dj’s grandes del mundo, en cambio el ‘House Summer Session’ será una fiesta con mucha decoración. La gente se va a divertir… los voy a volver locos con un formato distinto, humilde, pero con mucha producción. En mayo del próximo año tendremos el Ibiza allá el viernes 14, un día antes que acá. Es un mercado en crecimiento y algo cautivo. Son hasta 2 mil personas que pueden ir a una fiesta. No es como sucede acá, que ahora tendré cuatro marcas en un solo año. Por eso es que acá tengo que ser equidistante para darle respiro al público. Después de una Crossfest la gente necesita darse una paliza de reggaetón para que después pueda aceptar en su ‘chip’ algo de música electrónica. Suena medio burlesco, pero es real.

Un emprendimiento tuyo alejado de la electrónica es el Brazilian Day. ¿Cuándo piensas que despegará?

Segundo año que nos hemos aporreado con eso. Voy a seguir con él porque soy un productor serio. Quizá estos dos años no fueron como esperaba, pero soy una persona muy perseverante. Creo que recogeré los frutos, no merezco que me vaya mal. Amo Brasil, cada vez que puedo voy para allá. El próximo año traeré grupos más juveniles para target de 18 a 30 años. Paralamas era para gente más grande, pero fue una buena opción porque necesitaba un  grupo que conozcan los brasileros y los cruceños. Pero mucha gente no fue. Me pregunto qué habrá pasado. Siento que estoy en etapa de crecimiento de esa marca.

Con tus marcas, ¿estás dispuesto a perder?

Hay precios que hay que pagar. Soy un productor serio y confío en mis marcas. Se trata también del compromiso y el reto con la gente que me sigue. No puedo defraudar a la gente, a los sponsors, a mi familia. Yo sigo porque confío en que son buenas marcas. Ya desarrollamos la música electrónica, el formato lounge. Eso es un ejemplo de perseverancia.

Bolivia es un país de posibilidades. Acá se pueden hacer muchas cosas. Santa cruz es una ciudad bolichera, apoya todo tipo de emprendimientos, algunos buenos y otros malos. Alberga a muchos productores, algunos buenos y otros malos. Apoya a todos. Por eso nosotros siempre no solo debemos ser serios, sino aparentarlo también. Nunca cancelamos nada, nunca suspendimos nada. Siempre hemos realizado los eventos.

Son nueve años de trabajo, inventando cosas, arriesgando, poniendo a la familia con el Jesús en la boca. Toda persona que está en este negocio sabe que está en riesgo, que se puede ganar o perder. Sólo uno para reír o llorar todo.

FIESTAS Y MÁS FIESTAS

Las Apuestas

Este año inaugura el ‘House Summer Session’, el 7 de noviembre en el stand USA. Se trata de una gran disco para 3 mil personas. El ‘Winterfest’ se llevará a cabo entre el 9 y el 11 de julio del próximo año en Cochabamba.

Los Éxitos

Sus eventos más importantes son el Crossfest y el Ibiza. El primero lo realiza desde 2005 y es el festival de música electrónica más grande del país. El Ibiza requiere una producción más extravagante, con bailarines, shows sobre los escenarios y puestas atrevidas.

Anuncios

Comentarios»

1. juan jose larrazabal - agosto 20, 2010

chocho,soj un malagradecido,fue jorge chavez el verdadero impulsor de las fiestas electronicas,vos te aprovechaste de el,te enseño todo y otras personas mas,y cuando alguien quiere acer una fiesta electronica grande vos la saboteas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: