jump to navigation

LA PAZ DE NOCHE Y CON MÚSICA mayo 10, 2010

Posted by Revista Vamos in boliches, Lugares, Música, Uncategorized.
Tags:
trackback

La Paz de noche es hermosa, brilla como una navidad eterna y trae sorpresas toda la semana. Si pretendes conocer cada rinconcito de la movida nocturna paceña, preparate porque no es sencillo. Aquí te cuento por qué.

Texto: Paola Iporre Kalteis

Fotos: Mariana Carranza

 

Cuando expliqué que tenía que escribir sobre la noche paceña a los amigos que acababa de conocer y que por lo tanto quería ir a la mayor cantidad de boliches posible, lo primero que hicieron ellos fue tomar lápiz y papel y empezar a anotar: Equinoccio, Sky Club, Irish Pub, Warm Up, Mojo, La Gitana, Florida 22, Malegría, Capotraste, Sound Bar, Forum, Bar Bar Oh, Etno, Mongo’s, la Costilla de Adán, la Gota de Agua, Hard Rock Café, Traffic… y otros más, varios más. Luego tacharon la lista y empezaron de nuevo, ahora agrupándolos según zonas: “estos están en el centro, los de Sopocachi, y estos otros por la zona sur”, dijeron. Finalmente, una tercera lista fue necesaria, más pulida, donde anotaron mi trayectoria por noche, lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo, según las actividades más interesantes que presenta cada local.

Tenía que visitar como cinco o seis boliches diarios si quería conocerlos todos, y eso que los anotados eran sólo una selección. ¡Imposible! No hay cuero que aguante ni bolsillo. Pero hice el intento, fue un trabajo muy duro. En conclusión puedo decir que La Paz tiene la noche que te dé la gana de vivir, desde lo más ‘fashion’ y Vip que se te antoje, pasando por boliches de música electrónica, rock o más alternativos, hasta caer en un antro de aquellos en los que el miedo es la cereza de tu trago.

 

La noche y sus luces

 

Primera parada: Utopía pub. Chiquito, un poco rojo (luces y paredes), lleno de pequeños ambientes, música rock y amigos disfrutando al máximo de la noche algo alternativa. Llegué directo a una fiesta de cumpleaños en la que ya todos estaban en el “yo te quiero, yo te estimo” y el cumpleañero hasta tenía lágrimas en los ojos (supongo que de emoción).

No me quedé ni media hora, tenía que aprovechar el tiempo porque allá la noche es muy corta. Resulta que existe una ordenanza municipal que establece horarios de funcionamiento para los locales nocturnos en el marco del Plan de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía. De modo que a las 3:30 de la mañana ya todos están volviendo a sus casas (aunque aquí entre nos, yo estuve hasta mucho más en cierta ocasión, pero eso lo cuento más adelante).

La siguiente parada fue Malegría. Este es un lugar bastante más pop, más grande y más lleno. Apenas crucé la puerta tuve que botar chamarra, chalina y cuanto abrigo tenía encima, porque había tanta gente y tanto humo que el calor y la humedad eran insoportables. Me prometí volver un jueves, porque me enteré que los jueves bailan saya los afrobolivianos. Pero esa noche lo único que vi fue a una mujer en un traje tipo bikini brincando de un lado a otro sobre la barra, así que mis amigo y yo decidimos cambiar de ambiente.

¿El siguiente destino? Traffic. La música electrónica estaba allí en su máximo esplendor. Y había una razón poderosa para ello: ¡era la boda de los Dj’s! “La boda religiosa fue hoy en la tarde, luego fue el festejo con la familia con todo el protocolo y ahora es aquí con los amigos”, me contaron los novios, Javier y Honey, ambos vestidos de blanco, que en los próximos meses partirán a Europa para un curso de especialización como Dj’s y a modo de luna de miel.

Luego la noche caía un sábado por la zona sur, iría a Sound Bar y a La Gitana, así que me vestí para la ocasión, bien ‘fashion’. Cuando llegué al primer destino me enteré que sólo abre los viernes (día equivocado) y ya en La Gitana me encontré con un montón de gente apretujada en la puerta, esperando, negociando, rogando. Le pregunté al guardia cuáles eran los trámites necesarios para ingresar: “Sólo pueden pasar los socios o quienes tienen invitación” / “Pero soy turista, no soy socia ni tengo invitación” / “Entonces no puede entrar”. Ok, entendí el mensaje, ahí no fomentan el turismo.

Me tocó hacer lo mismo que hacen todos los que no tienen invitación, fui al boliche de al lado: Florida 22. Había que pagar Bs. 25 para bailar al son de Guapachá. No soy enemiga de la música tropical, al contrario, me encanta, pero esa noche no estaba muy animada a ello (o sea, no me gustó la idea de que me desarmen los planes así porque sí)… entonces pensé ¡soy turista, haré lo que hacen los turistas!

Y llegué a Mongo’s. Se trata de un bar que funciona hace 15 años y donde sí entienden a los bolicheros de paso, abre de lunes a domingo y tiene una programación para cada día. Los ‘martes de salsa’ fueron los que llamaron más mi atención, porque, a ver, imagínense a un bollo de gringos tratando de ponerle ritmo a sus caderas… muy interesante.

Otro destino nocturno en el que encontré un montón de extranjeros fue Hard Rock Café, seguramente por tratarse de una cadena internacional y por su ubicación próxima a la calle Sagárnaga (de la que hablé en las páginas anteriores). Allí, además de alemanes, italianos o franceses, predomina la presencia de israelitas. Un ambiente muy acogedor.

Ahora si lo que se te antoja es un lugar más selecto, podés ir a Thelonious, donde el jazz se luce desde hace once años con importantes exponentes de este género musical sobre su escenario. “Cuando abrió Thelonious la movida del jazz estaba en un boom, para que tengas idea se hacía a la semana un ingreso de unos 4 ó 5 mil dólares. Eso duró unos cuatro años, luego se empezó a sentir todo muy repetitivo y vimos la necesidad de renovar”, contaron los administradores de este lugar, que desde hace varios años llevan adelante el Festival Internacional de Jazz. Actualmente están encarando una política antitabaco, lo que los convierte en uno de los primeros locales ‘libre de humo’. “Sabemos que es un riesgo porque hay mucha gente que fuma, pero es muy necesario”, afirmaron los dueños. ¡Van mis felicitaciones para ellos!

Ahora dejame contarte sobre el boliche que me impresionó de sobre manera: La Costilla de Adán. “Aquí no llega cualquiera, solo si te trae alguien a quien le gusta el arte”, me dijo Roberto Cazorla, el propietario. Y con toda razón porque el lugar no tiene letrero y para pasar tenés que tocar el timbre; cuando abrieron la puerta hasta pensé que nos pedirían la clave.

Entrar allí es simplemente mágico, su decoración juega con objetos y detalles de muchas épocas acomodados en una especie de orden que te marea e hipnotiza; podría haberme pasado toda la noche haciendo un recuento de los cachivaches que, uno sobre otro, tienen toda la intención de enamorarte.

“Acá no hay repeticiones, siempre tenemos algo diferente”, dice Roberto, esta vez hablando de las actividades que se realizan allí. Este tupiceño habla sobre su tierra natal con mucho orgullo y le atribuye su tacto artístico, cuenta además que 4 fueron los años que le tomó reunir tal cantidad de objetos ‘decorativos’ para que se luzcan en este lugar que hace referencia a la primera mujer que habitó el mundo. “La Costilla de Adán es el nombre de una planta que tenemos en el jardín, o sea que Adán en realidad está afuera; Eva es la que vive en esta casa, por eso tenemos muchos elementos que tienen que ver con víboras y manzanas… ¿las tentaciones no?”, dice el anfitrión.

Bueno, y ya que estamos hablando de lugares tan originales, no podemos pasar por alto al Etno Café Cultural, ubicado en la tradicional y fantasmagórica calle Jaén. Por las bóvedas coloniales de medio punto de su construcción, se cree que esta casa podría haber sido una capilla, una caballeriza o algún espacio de la gobernatura de entonces. “Se dice que esta zona era el borde o los límites de lo que en esa época era la Ciudad Española”, cuenta Yumi Tapia, la propietaria.

En el Etno Café Cultural se viven noches culturales: la literatura y la música tienen igual espacio en esta casa de bohemios a donde llegan muchos atraídos por el ajenjo, una bebida que está muy relacionada con el pensar artístico. “El Etno es el primer bar de absenta de La Paz. Para mí, el absenta o ajenjo tiene una connotación mucho más profunda que el tema alcohólico, tiene una connotación histórica, relacionada a la bohemia. El origen del ajenjo se remonta muchos años atrás en Europa. La gente de la denominada bella época, especialmente de Francia, tomaba mucho este licor: artistas, pintores y escritores, eran muy adeptos”, dice Yumi al respecto.

De fuerte sabor amargo, el ajenjo puede aclararte la garganta y ‘quemarte’ las cuerdas vocales en un segundo… a pesar que lo tomé según las indicaciones que me dieron (“respira profundo, cuenta hasta cinco y traga, vas a sentir que te recorre todo el cuerpo”), el amargo de esta bebida me raspó todo adentro hasta el día siguiente y más.

Y para concluir este tours bolichero, queda contar lo que sucede una vez han tocado las campanas de la cenicienta. ¿Crees que los jóvenes que viven o están de paso por La Paz se conforman con bolichear hasta las tres de la mañana? Por supuesto que no, para ellos existe una oferta de ‘boliches clandestinos’ que abren sus puertas a partir de las cuatro. No daré nombres ni direcciones para que no me tachen de chismosa, porque aquí, como los boliches ‘bien’, también se reservan el derecho de admisión, y pienso volver. Sólo diré que adentro se puede encontrar de todo, y cuando digo todo, es todo… La diversión puede tergiversarse en cualquier momento, hay que tener cuidado. Lo interesante del caso es que al salir, con el sol queriendo despertar, puedes encontrar en la puerta a un par de policías que te dan los ‘buenos días’; ellos están ahí para ‘controlar’ que todo esté en orden.

Y así, con el sol en la cara, solo quedan los pies cansados y el arrepentimiento de no llevar las gafas de sol en la cartera. Fin del recorrido bolichero.

La noche se vive en…

Bar Bar Oh

Capotraste

Costilla de Adán

Diesel

Equinoccio

Etno Café Cultural

Florida 22

Forum

Gota de Agua

Hard Rock Café

Irish Pub

La Gitana

Malegría

Mojo

Mongo’s

Pueblo viejo

Sky Club

Sound Bar

Target Urbano

Thelonious

Traffic

Utopía

Warm Up

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: