jump to navigation

LA VIUDITA.- Liberar al amor junio 14, 2010

Posted by Revista Vamos in Uncategorized.
trackback

Todas aquellas Viuditas que viven diversidad en el amor, ya sea con aquellos que fueron o son nuestro amor infinito aprendiendo que nada es para siempre, u hombres aventuras  en vacaciones de estaciones del año, quizás con el romance  cómplice de cierta temporada de la vida, o el mismísimo Señor Cosa con el que sólo satisfacemos necesidades rebalsadas de lujuria y rituales de sexo (no es que no haya sexo con los otros, sino que en las otras relaciones la pasión y la vivencia misma son la prioridad y el sexo es parte de ellas). En todo caso, sea cual sea el perfil compañero, nosotras siempre estamos analizando conceptos de amor, en base a preguntas relacionadas a una vida juntos, cuestionamientos ante el matrimonio: ¿tendremos hijos?… ¿quiero ser mamá? O afirmaciones como “me gusta ser soltera” y/ o “quiero seducción para siempre”. Queremos definir el amor, entenderlo, vivirlo mejor.

Y quiero decirles que lo hagamos como en cuento de hadas, es decir con felicidad y placer. Y para no alarmarlas porque pareciera un descubrimiento vago o una Viuda ilusa y enamorada de alguien, les explicaré claramente qué significa esto, partiendo de tres condiciones necesarias: dejarse llegar (llenar), control (análisis) y conclusión (felicidad y placer). Es que en realidad, Disney sólo nos mostró las primeras partes, somos nosotras quienes  tenemos el poder de escribir y vivir la continuación.

Esa ‘construcción de la continuación’ se la hará en base a algunas situaciones metafóricas que aquí comparto, y  agrego que parte de ese ‘escribir’ está el definir casarnos, quedarnos con una pareja para siempre, cambiar de ruta, o seguir con la pareja y las rutas. A ver… si fuéramos Jazmín de Aladino y la lámpara maravillosa: ¿cuán maravillosa realmente será esa lámpara de Aladino?, Si es (o está) buena, ¿entonces su magia nos lleva siempre a viajes y aventuras?, ¿complace nuestros deseos?, o a corto plazo la perdió por flojo, se la robaron en la calle saliendo del boliche o descuidó su físico y dejó de ser el único clavel de nuestro jardín y de pronto vimos unas orquídeas extravagantes; así que su lámpara dejó de alumbrar para nosotras.

Partiendo de estas realidades con metáforas que buscan adaptarse a la diversidad de pensamientos y vivencias de las hermosas Viuditas, lo que aliento es a que todas vayamos por un sendero más libre, donde podamos disfrutar de la ‘guerra del amor y de los sexos’, con pensamientos de que en cada batalla (muy al estilo Cleopatra y sus historias de amor con Julio César y Marco Antonio) encontremos la felicidad de la victoria de una Viudita ¿Desafiemos la ley?

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: