jump to navigation

LIBROS CON EL MOTOR ENCENDIDO junio 14, 2010

Posted by Revista Vamos in Cultura, exposiciones, Letras, Reportajes, sociedad.
trackback

Las ferias del libro de La Paz y Santa Cruz se han constituido como los dos pilares más importantes de la industria editorial y del quehacer literario del país, tanto que se están viendo rebasadas por su inminente evolución

Texto: Paola Iporre Kalteis

Fotos: Roxana Moyano

Las ferias son eventos que tienen como objetivo exhibir productos y servicios y generar un espacio en el que la oferta y la demanda entren en juego. En Bolivia, un país en el que nos falta mucho por desarrollar, las ferias especializadas no nos vienen nada mal, y mucho menos si se trata de ferias que implican no solamente un acto comercial, sino la producción y el consumo de cultura.

Durante la última versión de la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz (realizada del 27 de mayo al 6 de junio), se pudo ver a 120 expositores entre editoriales, librerías, centros culturales y empresas ligadas al ramo. Los asistentes tuvieron 11 días para zambullirse en un mar de libros de toda índole, para todo gusto y para cualquier necesidad: libros académicos, técnicos, religiosos, legales, sociales, médicos, de cocina, arquitectura, decoración, sobre animales, para niños, cómic e historietas, así como una infinidad de obras literarias como novelas, cuentos, poesías, etc.; las presentaciones de nuevos títulos también estuvieron a la orden del día en este evento, así como las charlas y las conferencias con presencia de los autores; además, la intervención de niños y jóvenes cada año tiene mayor relevancia, y este 2010 no fue la excepción. En total se contó con más de 70 mil visitantes en esta onceava versión de la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz.

Por su parte, la 15ª Feria Internacional del Libro de La Paz en este momento se encuentra en plena planificación para llevarse a cabo en agosto próximo, con la presencia de Brasil como país invitado. Se trata del evento ferial más grande y más importante de La Paz, y que ha sido declarado Patrimonio Cultural de la ciudad. Este año se espera sobrepasar las 65 mil visitas que se registró el año pasado.

Estos datos que acabamos de exponer eran inimaginables cuando ambas ferias se iniciaron. Pero no fueron necesarias muchas versiones para que su desarrollo se torne explosivo. “La Feria tuvo un inicio lento, pero a partir del tercer año despegó y la asistencia de público cada año va en ascenso”, dice al respecto Hortensia Mejía, presidenta de la Cámara Departamental del Libro de Santa Cruz, institución organizadora de este encuentro. Su par en la ciudad de La Paz, Ernesto Martínez, presidente de la Cámara Boliviana del Libro, cuenta prácticamente lo mismo: “Hemos pasado de 700 títulos publicados el 2007 a 1300 el año pasado, es decir que se ha multiplicado la sed de libros, lo que no pasaba al principio cuando había muy poco movimiento… fueron suficientes dos ferias para que al año siguiente se vea una mayor producción bibliográfica y un mayor esfuerzo de los importadores por traer más libros”.

¿Qué se ha logrado a través de estas ferias? Al ser vitrinas que otorgan a los libros el protagonismo que antes no les era reconocido, permiten que la gente se acerque a ellos sin miedo, para más bien hacerlo con curiosidad y apropiación, además de despertar el interés de la sociedad por todos los elementos que constituyen la maquinaria de la producción editorial. “Ya se va entendiendo conceptos que hace algunos años aquí no se conocían, como la función de una editorial, el marketing sobre libros, el libro más vendido o el distinguir un libro original de uno pirata”, dice sobre este punto la gestora cultural Roxana Moyano, directora del Centro Simón I. Patiño de Santa Cruz.

A pesar de que la organización de cada feria está a cargo de la Cámara Departamental del Libro respectiva, de forma independiente, el rubro en general también se ha visto beneficiado, tal como cuenta Ricardo Serrano, de editorial El País: “Este es un gremio donde nos queremos, nos apoyamos y somos solidarios unos con otros. Porque así como nosotros vamos a las ferias de La Paz y Cochabamba, otras editoriales y librerías llegan a Santa Cruz, y nos colaboramos para conseguir cualquier material que haga falta, que no se haya podido llevar de una ciudad a otra. El contacto es positivo”.

También se ha logrado, gracias al espacio generado para encuentros literarios, que nuestros escritores se muestren no solo a través de las letras, sino de forma directa con sus lectores. “Con estas ferias hemos logrado que durante unos días tanto el libro como el autor sean importantes. Algunos han criticado eso porque dicen que el acto se ha vuelto más relevante que la obra, pero en realidad eso es lo que queríamos porque el resto del año ni la prensa les toma atención; un deportista tiene más cabida para hablar de la situación del país que un escritor, cuando éste como investigador podría hablar con más pertinencia”, destaca Serrano, lanzando al aire un punto considerablemente importante: el papel de los medios de comunicación y su aporte al desarrollo del país en este sentido (el de las letras).

Si bien la cobertura que ha dado la prensa en estos eventos no ha faltado, se ha cuestionado muchas veces si es suficiente, dado que sobre los medios recae la labor de difundir o propagar los esfuerzos que se hacen para fomentar la lectura (considerando que las ferias llevan implícito como objetivo el fomento a la lectura). Se extraña que con tantos años de ferias no se haya generado aún un espacio mediático de crítica y análisis a profundidad sobre la producción editorial y literaria del país. “Solo se habla de libros durante la Feria, el resto del año invernamos como osos. Y a nivel nacional, los medios de comunicación solo dan cobertura a la parte local, aquí (La Paz) se publica muy poco de la feria de Santa Cruz, y supongo que allá sucede lo mismo. Por lo tanto, no se habla mucho sobre este tema en la sociedad”, comenta Ernesto Martínez.

Por supuesto, las ferias por sí solas no lograrán que Bolivia se convierta en un país lector, pero dado los movimientos que se han producido alrededor del libro en La Paz y Santa Cruz, y se está viendo un crecimiento sostenido equiparable en Cochabamba (donde se realiza este evento desde 2007), se puede concluir que sí son un gran impulso. No por nada desde el año pasado el Ministerio de Cultura ha encarado un Plan de Fomento a la Lectura que tiene como paso inicial la creación de ferias del libro en los seis departamentos donde hasta el 2009 no existían: Beni, Chuquisaca, Oruro, Pando, Potosí y Tarija. “En Trinidad por ejemplo se han creado como tres librerías solo porque hubo feria y se vio la demanda de la gente”, señala el presidente de la Cámara Boliviana del Libro sobre el incentivo que suponen estos encuentros para generar mayor producción y, por lo tanto, mayor consumo.

Entonces el peso cultural de estas ferias es evidente (ya no solamente la cuestión comercial). Y es aquí donde estos espacios feriales se están viendo rebasados: según algunos de nuestros entrevistados, estas ferias han llegado al punto de contar ya con una estructura de ventas muy importante, pero se ha dejado de lado el espacio para la actividad cultural en sí, que permita pasar de la compra del libro a su lectura y consiguiente comprensión; porque, seamos sinceros, que se venda más libros no quiere decir que se lea más… (De los, digamos, diez libros que compraste el año pasado ¿cuántos leíste?, ¿cuántos dejaste a medias? y ¿cuántos dejaste como adorno en el estante? Contestate con la mano en el pecho).

“De la manera como ha crecido la Feria, creo que es necesario que se empiece a desarrollar más el ámbito cultural; fuera de las mesas redondas, las charlas y las conferencias, no veo espacios para desarrollar actividades que generen una conciencia crítica. Por ejemplo, no hay exposiciones de arte relacionadas con el libro”, expresa Roxana Moyano, haciendo hincapié en que este tipo de ferias, a medida que crecen, deben ampliarse también a esos sectores: “Porque al tener estas alternativas de espacios culturales, uno puede especificarse por cierto tipo de lectura… me imagino, por ejemplo, una actividad sobre el género de la literatura negra, sería súper interesante”, sugiere.

“Para llevar a cabo esta feria se hace una inversión muy grande que muchas veces no se logra recuperar. Si bien se vende entradas y se cobra el alquiler de los stands, existen otros gastos que no cubren los sueldos del personal ni del alquiler del campo ferial que es carísimo. Además, lo que se logra recaudar va para el pabellón infantil que es nuestra inversión más fuerte y de la que no se rescata nada”, explica Pamela Rocha, gerente general de la Cámara del Libro de Santa Cruz como respuesta a esta falta de espacio que cada año pareciera que es mayor.

En Santa Cruz algunos centros culturales han optado por trasladar parte de su programación afuera de las instancias de la Feria, mientras que en La Paz han solicitado iniciar el movimiento en fechas previas. “Como el campo ferial nos queda chico, estamos empezando a salir hacia otros espacios y algunas actividades incluso se realizarán antes, frente al reclamo de algunos centros culturales que han visto que las actividades paralelas que se hacen afuera del espacio ferial tienden a tener menos asistencia”, expone el presidente de la Cámara Boliviana del Libro, de La Paz.

Por supuesto, va un aplauso a todo el movimiento que se genera gracias a estas ferias… los concursos que incentivan la creación literaria y la calidad editorial, las actividades dirigidas a los más pequeños para inculcar en ellos el amor a las letras y todo el entusiasmo que se contagia en estas fechas, son puntos realmente positivos, pero habrá que cuidar de no permanecer inmóviles y conformistas con el nivel alcanzado cuando lo que se necesita es seguir avanzando, ya no solamente en términos económicos sino también en pro de nuestro desarrollo cultural.

FERIAS DEL LIBRO EN BOLIVIA

El año pasado el Ministerio de Cultura estableció como uno de los pilares principales del Plan Nacional de Fomento a la Lectura, la institucionalización de las Ferias del Libro en los nueve departamentos de Bolivia, potenciando las ya existentes (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz) e impulsando la creación de las mismas en los seis departamentos restantes (Oruro, Potosí, Chuquisaca, Tarija, Pando y Beni).

La Paz: Se inició en 1996. Este año celebra su 15º versión, en la que espera a Brasil como invitado especial. Se realiza en el mes de agosto.

Santa Cruz: Su primera versión fue en 1999. Normalmente se realiza entre los meses de mayo y junio. Este año entorno al Bicentenario de Santa Cruz.

Cochabamba: Se realiza desde 2007. Octubre es el mes de su fiesta literaria y este año alista su cuarta versión.

Oruro: Se realizó por primera vez del 15 al 19 de julio de 2009, con la participación de 25 editoriales.

Sucre: El 2009 conoció la sed de libros de su gente durante su primera versión del 23 al 25 de julio. Contó con la participación de 35 expositores.

Beni: Comenzó su movimiento editorial el 2009 con el lema ‘He Decidido Comenzar a Leer’. Fue del 10 al 13 de septiembre y se presentaron 22 casas editoriales.

Tarija: En el mes de septiembre esta bella ciudad albergó su primera feria del libro, bajo el slogan ‘Cultura de Paz’. Participaron más de 30 editoriales.

Cobija: Con el lema ‘La Selva es vida’, este Departamento dio inicio a la fiesta literaria en octubre del año pasado. La muestra se enfocó en la juventud y la niñez de esta tierra oriental.

Potosí: Vio despertar el interés de su población por los libros del 4 al 8 de noviembre pasado. El evento se realizó en la Casa de la Moneda y contó con 42 expositores.

Anuncios

Comentarios»

1. Las Ferias del Libro en Bolivia | Ser Escritor - febrero 7, 2013

[…] este artículo en la Revista Vamos. Un análisis de la ferias de libros en Bolivia, sus logros, en que fecha suelen darse en cada […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: