jump to navigation

INDEFENSOS ANTE EL CHISME: Y AHORA ¿QUIÉN PODRÁ DEFENDERNOS? septiembre 14, 2010

Posted by Revista Vamos in Uncategorized.
trackback

Con todo, se nos ocurre preguntar qué aportan esta televisión a nuestra sociedad. Y la respuesta de nuestras entrevistadas es tajante: NADA.

La psicóloga nos habla de las consecuencias que puede acarrear en las personas protagonistas del chisme: “Puede ocasionar desde problemas en sus relaciones personales, porque se confunde lo que se dice con lo que realmente es la vida de esta persona; hasta problemas de autoestima, porque cuando uno permite ser valorado a través de la televisión, termina mirándose a través de la pantalla como si ésta fuera un espejo, y no en el espejo de la vida real”.


Eso en términos individuales, pero si hablamos de la sociedad ¿cuáles serán los efectos? “Si este tipo de programas sigue o aumenta, como sociedad continuaremos nuestro paso hacia la frivolización, porque no se trata de un tema educativo, no se saca de ahí ningún aprendizaje. No contribuyen a estimular en nada la parte intelectual ni cognitiva de las personas, ni cumplen con el rol de la televisión de informar, educar y entretener”. El peligro, explica la especialista, es que el umbral de tolerancia de la sociedad se vaya estirando cada vez más, y que cada vez se vaya buscando temas más escandalosos.

Por otro lado, tenemos el desamparo legislativo si de derechos hablamos, sobre todo desde la perspectiva de las personas que ven invadida su privacidad y acosados por parte de las cámaras. “El trabajo de los medios de comunicación en Bolivia no está regulado, y al no estar regulado a la única norma a la que podés remitirte es a la injuria, que en el código penal es que humillen tu honor. No existe un marco jurídico que respalde a la víctima”, dice el abogado Cristian Pérez. “No creo que nuestra sociedad vaya a frenar totalmente esto, porque éste no es un fenómeno boliviano únicamente, el chimento existe en todo el mundo. La han sacado desnuda hasta a Cecilia Bolocco…”, comenta, haciendo referencia a casos de verdaderas celebridades que tuvieron que enfrentar este tipo de exposición sin remedio alguno, y abordando con ello una problemática que se desarrolla a nivel mundial: El derecho a la privacidad e intimidad VS El derecho a la información.

El derecho a la intimidad y a la vida privada está reconocido como derecho humano esencial en casi todas las constituciones democráticas contemporáneas y se encuentra especificado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Sin embargo, en Bolivia no existen mecanismos que velen porque este derecho se cumpla. “Existen principios éticos del periodismo que nos dicen, por ejemplo, que los medios de comunicación no pueden mostrar desnudos a las dos de la tarde. Pero para que esto se cumpla, a la vez debería haber un mecanismo de fiscalización y sanción. Lastimosamente no existe”, señala Pérez, y agrega: “No hay nada que indique si es correcto o no publicar en qué estado se encuentra la relación amorosa de una persona. Es complicado, porque cómo vas a regular, en un papel, qué chisme se puede dar y qué chisme no.

Según Pérez, para que el Gobierno reaccione y le dé la importancia que requiere a este tema, este hecho tendría que afectar al círculo político, porque hasta ahora le ha tocado sólo a la farándula y no a personas que realmente tienen peso o poder en la sociedad.

Como sugerencia para una solución temporal, Pérez cree que se debería apelar al cambio de horario de difusión de estos programas y así evitar llegar a menores de edad, de modo que los efectos en la población no sean mayores.

Consultando sobre el tema, encontramos que la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia ya tomó cartas en el asunto. Hace un par de meses (tres o cuatro), los canales de televisión recibieron una circular que pedía respetar el horario de protección al menor y se los instó a cambiar la difusión de programas como ‘No Somos Ángeles’ hasta después de las nueve de la noche. Sin embargo, a la fecha éstos siguen emitiéndose en los horarios habituales (de 14:00 a 16:00), sin que nadie más diga ni haga nada.

El Código Niño, Niña y Adolescente, nos recuerda que toda programación que atente contra la formación y salud mental de un menor de edad, así fuera publicidad, solo podrá ser emitida en horarios destinados a adultos. Al respecto, el abogado consultado dice: “Estas actividades televisivas transgreden la integridad de los niños y niñas bolivianos difundiendo imágenes y discursos de contenido sexual”.

Y bueno, ahora entienden por qué titulamos así este tema ¿no? Porque, en conclusión, en Santa Cruz estamos indefensos ante el chisme.

…CONTINÚA

EN LOS SIGUIENTES POST

El otro lado del chisme: Maricruz Ribera

https://revistavamos.wordpress.com/2010/09/13/indefensos-ante-el-chisme-entrevista-a-maricruz-ribera/

El otro lado del chisme: Aracely Almaraz

https://revistavamos.wordpress.com/2010/09/13/indefensos-ante-el-chisme-entrevista-a-aracely-almaraz-srta-santa-cruz-2010/

A modo de glosario

https://revistavamos.wordpress.com/2010/09/13/indefensos-ante-el-chisme-a-modo-de-glosario/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: