jump to navigation

FUENTES DE INSPIRACIÓN noviembre 26, 2010

Posted by Revista Vamos in Uncategorized.
trackback

Luego de concluir el X Festival Internacional de Video ‘Fenavid’, hablamos con Alejandro Fuentes sobre su trabajo como director del evento y la actualidad de la producción audiovisual actual.

¿Cómo nace el Fenavid?

En realidad el ‘Fenavid’ es una continuación del Festival Universitario de la Universidad Evangélica. Fui profesor de esa universidad en 1987 y, trabajando con los chicos allí, me di cuenta de que no había un festival donde ellos muestren sus trabajos. Entonces en 1990 me dije que haríamos un festival. Y así nació la idea. En un principio sólo fue parte de una materia de 5to semestre y año tras año fue mejorando. Cuando me salí de la universidad Evangélica en 2000 decidí crear el Fenavid de manera independiente. Por ese motivo nació Fundav como una necesidad de apoyo al Fenavid.

 

¿Qué proyectos audiovisuales maneja el Fundav, aparte del Fenavid?

El Fundav es una fundación dedicada al audiovisual y maneja varios proyectos, como ser el ‘Desarrollar’ que ya tiene 3 años en Santa Cruz. Consiste en dar una beca de producción audiovisual a estudiantes y profesionales donde se realizan talleres de guión, producción y dirección; el Fundav maneja además el Festival Infantil Audiovisual donde se realizan talleres para niños, y luego se hacen muestras. También realizamos el proyecto de ‘Cine en Barrios’ en conjunto con la Aecid, vamos a los barrios y proyectamos películas. Y claro, el Fundav maneja el Fenavid, que tiene también sus proyectos como ser el 100 x 100 que ahora es tanto para estudiantes como para profesionales y el encuentro de realizadores.

 

¿Cómo calificaría al festival este año?

Yo creo que este año fue el mejor de los 10 años. Hemos logrado cambiar un poco lo de Video Universitario y ahora es un Festival Internacional. La selección de los trabajos es mucho mejor que antes y hemos tenido muchas más universidades que querían participar, tuvimos más de 60 postulantes para participar del 100 X 100, de ellos sólo 25 participaron. Igual en la categoría profesional 9 fueron los directores que participaron.

 

Lamentablemente el jurado decidió declarar desierto el concurso del 100 x 100 profesionales porque no alcanzaban los niveles para concursar. Esa es una decisión que nosotros respetamos, y con esta experiencia nos damos cuenta de que tenemos algunas clavijas que ajustar en los concursos del próximo año.

 

¿Cómo ve la calidad de las producciones nacionales?

Sinceramente creo que los niveles de afuera han subido demasiado ya que estamos descubriendo mejor calidad en sus producciones o es que nosotros nos quedamos… y yo creo que es lo último, que nos quedamos y no estamos yendo a la par de los demás.

Esto se ve desde la propuesta del guion siempre existencialista, esotérico y que nadie le entiende, esto nos pasa en Bolivia.

 

El problema es que a nadie le interesa el guion, no hacen guiones y por lo tanto no cuentan historias, esa es la gran debilidad, y ellos creen que lo están haciendo bien, entonces se encaprichan en hacer guiones que no son pensados en el relato audiovisual. Entonces cuando se les dice algo, piensan que es porque somos unos malos.

 

¿Entonces nos falta autocritica?

Claro que nos falta y  nos falta mucha, evaluarnos, autoevaluarnos, una crítica constructiva, trabajar con las criticas y saber discernir las criticas porque no todas son para que cambies sino para que aprendas a defender tu trabajo, pero siempre es bueno escucharlas y verlas. Es un trabajo constante. Si te preguntas sobre ¿cómo ha crecido el cine? Es gracias a la autocritica, eso es lo que hicimos con el proyecto ‘Desarrollar’, ver que es lo que está bien y que está mal para mejorar.

 

¿Cómo ve el crecimiento de los proyectos cinematográficos en el país?

Yo creo que todos los nuevos proyectos audiovisuales que se están realizando son buenos para la práctica. Son buenos para aprender de ellos.

 

Son necesarios y a esa gente hay que apoyarla porque se atrevieron a hacer lo que no se debe hacer. Y puede que comiencen mal pero lo están intentando y apoyarlos es la única manera de que mejore el audiovisual boliviano.  Llegara el momento en el que dejen de hacer práctica y se pongan a hacer una película realmente.

 

Y a futuro, ¿como ve la producción audiovisual de acá a 5 años?

A futuro esperemos que la producción nacional ya no sea de modelos y de sangres, esperemos que sea también un cine de autoría cinematográfica. De acá a 5 años, yo veo un cine con mucha fuerza, con propuestas propias de este cine nacional para Latinoamérica.

 

En cuanto al Fenavid, quisiera que sea un referente de festival en Latinoamérica. Porque sin dañar a nadie, pienso que el Fenavid es el mejor festival de Bolivia y creo que para que sea un referente necesita el apoyo de todas las autoridades. Y no solo un apoyo de que bien y te doy la mano, sino un apoyo efectivo, en el que el gobierno entienda que es el único festival que tiene una honestidad organizativa, con capacidad y proyección a ser un referente y a hacer una fiesta audiovisual.

Si tuviese que dar algún tipo de consejo a los audiovisualistas, ¿cual sería?

Yo no sé si debo dar un consejo, porque cada uno hace lo que piensa que es mejor, pero si te puedo decir lo que siento sobre el audiovisual. Para mí el cine y la comunicación es dar y servir, sin ese condimento no se debería ser parte del cine, es decir, si no tienes ese deseo de dar, dar ese compromiso de hacer un buen cine, y solo lo haces para convertirme en un director, te estás aprovechando del cine y eso es deshonesto.

 

¿El difícil ser el director del Fenavid?

Tiene sus cosas, por ejemplo ahora que acaba de terminar el Festival ya estoy pensando en el próximo año, pero en realidad el Fenavid no es de una sola persona, yo creo que el festival y el fundav no serian lo que son si no fuera por los voluntarios, gracias a ellos es que las cosas realmente se hacen.  Y cuesta mucho, cuesta nervios y el estrés que se vive, cuesta dinero, no es fácil, pero le damos a Santa Cruz un ambiente hermoso de cine, arte y cultura. Ojala las autoridades se den cuenta de esto porque no es fácil ir cada vez a la oficina de las personas y decirles vine a pedirles esto y claro, uno es humano y se siente humillado y lo peor es que no es para mí, es para ustedes también, es para Santa Cruz.

 

¿Quién es Alejandro Fuentes?

Alejandro Fuentes nació en Cochabamba, tiene 53 años y está casado con Eva Rita Báez, tiene 6 hijos y 2 nietos.  En Miami Florida comenzó a estudiar Ingeniería Civil hasta que en al realizar sus prácticas universitarias visito el canal de su universidad y se dio cuenta de que eso era lo que en realidad quería y se cambio de carrera. Ahora es director del Festival Internacional de Video ‘Fenavid’, director del Fundav, docente universitario, productor audiovisual, director de documentales y periodista televisivo.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: