jump to navigation

LA VIUDITA noviembre 26, 2010

Posted by Revista Vamos in Uncategorized.
trackback

 

Fueron muchas las noches que dieron vida a nuevos romances para mí. Muchas comenzaron con bailes  y caminatas cual tigresa que ronronea cerca de un hermoso trono de terciopelo rojo, con el objetivo de disfrutarme a mí misma y mostrar mi salvaje sensualidad a ese hombre. Fue un año de conocer nuevas tácticas y armar estrategias con quienes se quedaron en el camino, en historias de amantes y actos furtivos de amor que no me sorprendieron ni a mí misma.

 

Pero este es el inicio de un verano más, y como Viudita quiero volver a escena con nuevos retos. Sin embargo, hay algo que ya no toleraré: en caso que quiera tomar el camino sostenible con mis amantes, no soportaré comienzos de valentía y paseos de pavo real, para que luego se vuelvan gatitos de Shrek con ojos vidriosos y corran a cobijarse en sus cuevas masculinas por no asumir sus sentimientos. Como Viudita ya no estoy para las mariconadas de los hombres.

 

Es que claro, el amor no es para cualquiera y les aseguro que todas las mujeres sabemos muy bien esto, porque nuestra condena histórica nos hace seres preparados para reconocerlo y vivirlo (al amor). Es más, si mi decisión fuera únicamente disfrutar de besos, caricias y sexo en conjunto, por qué se asustan cuando esos momentos son dulces y placenteros, cuál es el tipo de tara paradigmática que los reprime.

 

El tema es que hoy me reto a investigar y buscar si el “hombre de verdad” existe o es sólo una fantasía de novelas de Fabio. Quiero descubrir si es posible hacer una tipología de este hombre: cómo disfrutarlo, se podrá amarlo, será realmente sostenible una historia con él, qué significa eso del “hombre del verdad”, qué le gusta, dónde frecuenta.

 

Todavía creo en las idealizaciones del amor y por eso tomo mi bolso de cuero color tierra de playa, con mis botines rockeros de color negro, mi short de jean y mi camiseta blanca, y me voy de pelo suelto para que el viento dirija sus maniobras.

 

Veremos qué personajes encuentro en el camino, si me toma mucho tiempo  o no. Les contaré si hay muchos con disfraz, compartiré mis conflictos para seguir adelante por esta causa de Viuditas, de nosotras, para divertirnos y animarnos a ser exploradoras en esta materia tan complicada como lo es el amor: el sentir mariposas, poner voz de niñas, mirada de Lolita coqueta y olvidarnos por un momento que afuera hay un mundo complicado.

Anuncios

Comentarios»

1. Paolita Prudencio - julio 26, 2011

… Hombres necios q acusais a la mujer sin razón… sin saber q sois la Razón…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: