jump to navigation

CRUCEÑOS: ¿HACIA DÓNDE VAMOS? septiembre 4, 2008

Posted by Revista Vamos in Cultura.
Tags:
trackback

Santa Cruz está de fiesta y VAMOS lo invita a celebrar este 198 aniversario del departamento, reflexionando junto a destacadas personalidades del medio, sobre el presente y el futuro de la tierra en la que vivimos.

Texto: Nicole Nostas / Fotografías: Andrés Unterladstaetter

A todos los cruceños nos encanta afirmar que avanzamos, que tenemos el futuro asegurado y que a pesar de los problemas continuamos con nuestro crecimiento. Sin  embargo, y con la intención de proponer un tema para el debate, desde VAMOS nos preguntamos: ¿hacia dónde vamos? Este artículo no quiere dar respuestas concretas. En realidad, el objetivo es demostrar que las posibilidades para el futuro están dadas y son promisorias, siempre y cuando sepamos delinear el camino.

No se niega que Santa Cruz es una sociedad sencilla, compuesta de seres alegres, abiertos, curiosos y dueños de su propio tiempo. Los cruceños somos personas osadas y emprendedoras, consumistas e incuestionablemente espontáneas. Amantes de la libertad y todo lo que esto conlleva, priorizamos el concepto de familia, hemos hecho de la amistad una verdadera institución y somos conocidos por nuestra hospitalidad y solidaridad.

De naturaleza rebelde, los cruceños somos ambiciosos y visionarios. Nos consideramos unos eternos incomprendidos y luchadores incansables que hemos alcanzado grandes e importantes beneficios no solamente para la región, sino para Bolivia entera; basta con mencionar la lucha del 11% (repartición equitativa por departamentos de las ganancias por la explotación del gas y el petróleo) y la actual lucha por las autonomías, un emprendimiento regional que se ha convertido en un anhelo nacional.

Santa Cruz es así. Para muchos aún mantiene su identidad, y para otros ya no tanto. “La identidad no es sólo el color de piel, el cuñapé o el tipoi, sino un concepto mucho más amplio que es necesario fomentar y apoyar”, comenta la artista eslovena Ejti Stih, que reside en Santa Cruz hace más de 20 años. Mientras que para Guísela Santa Cruz, conocida cantante folclorista, el cruceño está perdiendo su identidad poco a poco, debido a la fuerte influencia mediática.

Sin importar la posición, es cierto que este departamento ha entrado (y con mucha fuerza) al mundo globalizado, donde nuevas ideas, conceptos y valores son absorbidos diariamente por los ciudadanos. La migración ha sido otro fenómeno que ha transformado casi por completo las dinámicas sociales, culturales y políticas, convirtiendo el apacible pueblo cruceño en una ciudad cosmopolita. Según el periodista José Pomacusi, Santa Cruz está llegando a ser lo que insinuaba: una ciudad grande, con expresiones múltiples, donde no solamente hay espacio para los impulsores económicos, sino también para los pensadores, creativos y artistas. Comparte esta visión Raúl Strauss, presidente de Cadecruz: “En un futuro no muy lejano, Santa Cruz no sólo será la sede empresarial del país, sino también la sede cultural”.

El Futuro

No cabe duda que Santa Cruz crecerá aún más. Más anillos envolverán la ciudad y de sus barrios y pueblos emergerán nuevos actores sociales, culturales y políticos. Hay quienes ven el futuro de manera optimista, pero nuevamente hablamos de posiciones, visiones y creencias que no siempre se comparten.

Si mencionamos la parte económica, esta región oriental es considerada el motor del desarrollo boliviano, gracias  al empeño y la constancia para hacer negocios que tienen los empresarios grandes y pequeños. Además, es el rostro productivo del país, lo que ha permitido ubicar a Bolivia en el mapa comercial gracias a la exportación de productos no tradicionales. Además de la agropecuaria, Santa Cruz ha generado ingresos a través de la llamada ‘industria sin chimeneas’, es decir el turismo, que se espera continúe de esta manera.

De política hay mucha tela para cortar. Para Strauss, se debe dejar de buscar caudillos y grandes líderes, para comenzar a encontrar soluciones a los problemas desde una condición de ciudadanos. Según algunas predicciones, la autonomía seguirá siendo la consigna y el pueblo esperará, a veces impaciente, los resultados de este cambio tan necesario e irrefutable.

Si hablamos de cultura, el futuro es más incierto aún, pero tal vez mucho más esperanzador.

Para Rubén Darío Suárez Arana, director del Sistema de Coros y Orquestas (Sicor), Santa Cruz puede llegar a ser un caos cultural por la proliferación de pequeños espacios artísticos y la falta de una visión integral. Wilma Frías, cantautora e integrante de Contrapunto, está de acuerdo con esta posición, ya que no cree que exista una coordinación colectiva y menos una planificación cultural a largo plazo. Según Stih estamos a mil años luz de convertirnos en una ciudad de cultura y espectáculos por la falta de interés y presupuesto. Para Roberto Valcárcel, artista paceño que reside en Santa Cruz hace muchos años, la cultura se convertirá en un recurso político importante cuando las autoridades comprendan que el arte no es una distracción o un pasatiempo, sino uno de los principales recursos para producir gente buena, no violenta y dispuesta a vivir en paz. “Hace falta incentivos para que nuestros artistas se desarrollen, y así como ahora se puede vivir del modelaje, en un futuro se pueda vivir del arte”, acota Pomacusi.

¿Qué nos falta?

Es más fácil enumerar las falencias y subrayar las debilidades que destacar las virtudes e identificar las posibilidades. Eso sucede en todos los aspectos de la vida y este caso no es la excepción. Nuestros entrevistados coinciden en que lo que le hace falta a Santa Cruz son políticas y estrategias para ordenar la ciudad y sus distintos escenarios, pero también concuerdan en que es el ciudadano quien debe cambiar algunas actitudes.

Para la historiadora Paula Peña, la debilidad de nuestro departamento es que vivimos en un ‘presente continuo’ y no nos planificamos. Para Raúl Strauss es necesario conocer nuestra historia para entender lo que somos y saber cómo proyectarnos en el futuro. Para ‘China’ Frías hay que reencontrarnos con nosotros mismos para no abandonar nuestra identidad. Y para un poeta bohemio y enamorado de estas tierras, sólo falta demostrar ese amor que profesamos con pasión y locura. Al fin y al cabo, es con la ‘Novia Santa Cruz’ con la que todos nos queremos casar.

Opinión:

“La cultura se ha vuelto visible en Santa Cruz”

Cecilia Kenning, presidenta de APAC

Allá, a principios de los 80 Santa Cruz despegaba en muchos sentidos. En lo cultural y su promoción, hay algunos factores importantes. La televisión se consolidaba, los periódicos se profesionalizaban y nacía una infraestructura cultural en la ciudad con la Casa de la Cultura (1978), la Biblioteca , los Centros Culturales de Barrios, el Paraninfo Universitario y otros espacios.

Desde un comienzo las iniciativas privadas abundaron y se asociaron con lo público. A esto fue sumándose la cooperación privada de personas y empresas que auspiciaban en forma muy tímida y casi por amistad. Se conseguía eventualmente ayuda de embajadas o de organismos internacionales. Empezaba el modelo que se volvió exitoso para muchos emprendimientos. Los artistas trabajaron por muy poco y los voluntarios ejercitaron de gestores brindando esfuerzos, recursos, tiempo y entusiasmo. Todo estaba por hacerse y se hizo mucho con toda esta colaboración espontánea.

<!–[if !mso]> <! st1\:*{behavior:url(#ieooui) } –> Los noventa trajeron muchos trajines políticos. Los intelectuales y artistas ejercieron de políticos y de críticos políticos más que de gestores del arte. Pero sin duda que las visiones se enriquecieron con el ejercicio democrático y la tranquilidad política. Surgieron los festivales y Santa Cruz se proyectó internacionalmente. Los jóvenes creadores empezaron a tomar los espacios y hoy están en todas las áreas de la cultura. No surgió nueva infraestructura y la existente sufrió deterioro. Hay una gran falencia en cuanto a centros de formación artística.

Ya el nuevo siglo trae consigo la fuerza de la juventud que traen las nuevas corrientes mundiales, revolucionando conceptos. Son irreverentemente, audaces. No hay asignatura que no se haya transformado. Se rescata, investiga, publica, y se crea. Todo al mismo tiempo. Santa Cruz se vuelve una plaza fuerte para la cultura en Bolivia. Sin embargo no se acompaña con la infraestructura necesaria.

Recién se empieza a comprender la necesidad de dotar de más espacios de uso cultural a la ciudad. Y es porque las actividades culturales han adquirido pantalones largos. Vende y concentra multitudes. Se ha vuelto visible.

¿Qué es Santa Cruz y cómo se proyecta culturalmente?

Estas fueron las preguntas que le hicimos a personalidades del medio. A pesar de obtener diversas respuestas, todos coinciden en que Santa Cruz no es tan sólo otro departamento del país: es mucho más.

Roberto Valcárcel

Artista plástico

“Sin pensarla mucho, Santa Cruz es tranquilidad, porque a pesar de toda la supuesta alegría y dinamismo que tienen los habitantes, es un lugar apacible, comparado con el resto del país e incluso del mundo. El cruceño es consumista, pero aún no consume cultura. Hay interés por el automóvil, la casa, la ropa y la buena mesa, pero de leer poesía o apreciar el teatro, sólo hay algunos grupos y círculos que se dedican a ello y lo disfrutan. Hay aspectos como espectáculos masivos que sí son cultura y que son consumidos por muchos, pero aún falta mayor acceso a las distintas expresiones culturales”.

José Pomacusi

Periodista

“Asocio Santa Cruz con lo más íntimo que tengo: mi identidad, mis afectos, mis padres, con las calles de tierra, con los apodos que nos ponemos y que son tan creativos, llamativos, a veces groseros pero siempre originales. Santa Cruz tiene la capacidad de tener antenas y también raíces: nos conectamos al mundo, pero no dejamos de ser lo que somos.

El desafío es estar alertas. Creo que la población es mejor de lo que creen los líderes de opinión, las autoridades y los medios de comunicación. Cuando éstos se den cuenta de esta situación, cuando vean que hay ‘tierra fértil’ y la trabajen, va a salir algo que el país aún no ha visto de Santa Cruz, y que da para muchísimo más”.

Ejti Stih

Directora del espacio de arte Manzana Uno

“Santa Cruz es el lugar donde yo encontré felicidad y donde me pude desarrollar en mi trabajo, por ello estoy muy agradecida. Los cruceños son muchos, de muchas clases sociales y son muy distintos. No todas las personas tienen la posibilidad de disfrutar la cultura, pero definitivamente sí tienen interés, prueba de ello es la cantidad de visitas que recibe la Manzana Uno, los festivales y las ferias. Se tiene que crear la costumbre de asistir a estos eventos. Ésa es la falla de muchos gestores culturales: se olvidan de que el hombre es un animal de costumbres”.

Rubén Darío Suarez Arana

Director del Sistema de Coros y Orquestas

“Santa Cruz es la sonrisa. Es el lugar donde la gente es alegre y quien viene en busca de mejores oportunidades, transforma su tristeza o su búsqueda en una sonrisa. Quien vive en el departamento tiene a su alcance muchísimas manifestaciones culturales.

Hay espacios para alimentar el espíritu y otros sólo para recrearse. Estamos inmersos en acontecimientos, pero falta calidad. Nosotros consumimos todo lo que se nos aparece porque lo necesitamos”.

Oscar Raúl Strauss

Presidente del Colegio de Administradores

“Santa Cruz es una forma de ver y vivir el mundo, y en función de eso se desglosan nuestras culturas y tradiciones, que repercuten en la forma de hacer negocios. Más que capitalista (debido a que el término ha sido malinterpretado), el cruceño tiene ánimo y espíritu de emprendedor. Somos así  por nuestra cultura, porque somos personas que en vez de sentarnos a lamentar los problemas, buscamos soluciones. El hecho de que el cruceño sea emprendedor se debe a un tema de educación, espíritu y necesidad”.

Wilma ‘China’ Frías de Talavera

Cantante.

“Santa Cruz es un paraíso, donde somos dueños de nuestro tiempo y de nuestro espacio. El calor humano que brinda el cruceño es una ‘yapa’ al paisaje. La oferta cultural por el momento es incipiente, a pesar del inmenso movimiento que existe. Las exposiciones, obras de teatro y eventos de folclore tienen muy poco público, tal vez culpa de esto sea la falta de difusión de los eventos y la falta de apoyo”.

Paula Peña

Historiadora

“Santa Cruz es mi Patria y por ello es mi compromiso. La identifico con mi forma de ser, mi forma de hablar, es mi cultura y también mi identidad. Santa Cruz de la Sierra es una ciudad universitaria, joven y eso la hace una ciudad de gran futuro. Es un nexo, un camino obligado ya que está en el centro del continente. Es también una ciudad nocturna, ferial y de encuentro. Santa Cruz es un departamento que se construyó a sí mismo ante la lejanía del Estado central y eso la hace peculiar en el contexto boliviano”.

Guísela Santa Cruz

Cantante folclorista

“Santa Cruz es un pensamiento, un sentimiento, son los amigos y es la familia, la vida del barrio y la juventud llena de energía. Santa Cruz es todo para mí.

En septiembre salen a la luz todas nuestras tradiciones y todos nos juntamos a disfrutar de ellas, pero después nos olvidamos y no tiene que ser así. La cultura siempre tiene que estar presente”.

Anuncios

Comentarios»

1. Gustavo - enero 17, 2010

EN ESTE BICENTENARIO LOS CRUCEÑOS DEBEMOS ESTAR MAS UNIDOS QUE NUNCA.
EL 11% Y LAS AUTONOMIAS GRANDES LOGROS QUE HISIERON SENTIR A BOLIVIA RECORDEMOS LA REVOLUCION QUE FUE EXACTAMAMENTE 200 AÑOS VALGA LA PENA A SANTA CRUZ NO LE FALTA NADA TIENE TURISMO, CULTURA, RECURSOS NATURALES, GENTE INTELIGENTE Y ENPRENDEDORA TIENE MUTÚN TIENE TODO, SOLO LE FALTA LA COORDINACION CON EL CIUDADANO, LA ALCALDIA Y LA PREFECTURA SI NOS JUNTAMOS JUNTOS VERAN COMO SANTA CRUZ SOBRESANDRA DE TODOS LOS DEPARTAMENTOS.
EL TITULO DEBERIA DECIR: “CRUSEÑOS ¿QUE TEN LEJOS PODEMOS LLEGAR?

2. Toto Guardia - septiembre 20, 2010

Cruceños HACIA DONDE VAMOS !!!! Santa es como dicen todos “la locomotora de Bolivia”, pero para eso tenemos que los cruceños ocupar esos espacios que los migrantes ocupan y dejan a los cruceños afuera, si bien hay cruceños emprendedores tambien hay cruceños que no se inyectan de dinamismo empresarial para poder hacer productivamente esta ciudad. Los cruceños a veces tienen que irse a otro pais, y ver las condiciones de vidas de otras ciudades del mundo y venir a su tierra recien con ganas de emprendimientos, pero antes parece que les da verguenza a iniciar emprendimientos o falta de apoyo de instituciones que respalden ideas de desarrollo empresarial personal, ya sea por falta de garantias o por falta de ayuda psicologica de levantar ese espiritu dormido, y es asi que nuevos jovenes valores quedan adormilados con sus aspiraciones. lo mismo pasa con los jovenes que salen del colegio y quieren abrazar una profesion, van por montones a la universidad y los que logran egresar son muy pocos, por la falta de apoyo economico y psicologico de la falsa sensacion de todavia soy joven y tengo tiempo y cuando se los come el tiempo son personas que tienen que buscar un empleo y los bajos sueldos desaniman a estos jovenes y gran porcentaje se desvia y asi aumenta la delincuencia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: